El infierno ISRAELÍ

5 Comentarios
¿Es Israel el infierno de abuso y genocidio que pintan los musulmanes (sin mirarse al espejo claro está)? Pregúntenles a los propios palestinos de los territorios ocupados:
A algunos miles de palestinos que viven desde hace años en la Jerusalem “ocupada” parece que no les entusiasma la idea manifestada por el primer ministro israelí, Ehud Olmert, acerca de transferir ciertas áreas de predominio árabe de Jerusalén Este a la Autoridad Nacional Palestina. Y son muy curiosas las declaraciones de algunos de ellos, que amenazan incluso con una intifada para defenderse de la anexión a sus “hermanos” palestinos.
(...)
De hecho, miles de residentes palestinos en Jerusalem Este, que aún no tenían la ciudadanía israelí, desde que Olmert hizo esas declaraciones, la han solicitado; según los datos del Ministerio israelí de Interior, la mayoría de las nuevas solicitudes fueron presentadas por residentes de barrios que quedarían eventualmente bajo control de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en caso de alcanzarse un acuerdo para la creación de un Estado palestino.
"El infierno israelí, el paraíso palestino y Bush, de nuevo". Excelente post del blog El Canto del Cisne sobre la situación en Medio Oriente

Vía Desde Sefarad

Tags:

OSCURANTISMO LAICISTA

12 Comentarios

Sobre el vergonzoso incidente de la suspensión de la visita del Papa Benedicto XVI a la universidad romana La Sapienza, llama la atención como la intolerancia e irracionalidad son practicadas justamente por los autoproclamados abanderados de la tolerancia y la racionalidad, los laicos agnósticos. La escandalosa contradicción se torna vergonzosa al tomar lugar precisamente en el templo (laico) al diálogo y la apertura: la universidad. ¿Tan mal andan los modernos e iluminados "librepensadores"?

Recuerdo cuando era estudiante en la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) como un profesor de física mencionaba que Galileo "fue condenado a la hoguera". Así mismo, el profesor de un curso de letras aludía a "los millones de muertos víctimas de la inquisición". Nadie en su momento cuestionó esas afirmaciones como si el viento fácilmente se las llevara. Sin embargo no eran pocos los compañeros que suscribían esas leyendas negras, las cuales veían reforzadas con ciertos datos y conocimientos adquiridos durante su estadía en la universidad. Si incluso dentro de las propias pastorales se pueden escuchar las típicas historias de terror sobre el Opus Dei (por ejemplo), no debería ser nada raro que las universidades sirvan de caldo de cultivo de odios y resquemores, y no sólamente contra la fe cristiana católica: una de las bandas terroristas más sanguinarias de la historia -Sendero Luminoso- se gestó en las aulas universitarias, liderada por un profesor universitario.

Hoy que están de moda la tolerancia, el diálogo y otras perlas derechohumanistas, resulta irónico que sus devotos terminen entregándose a la violencia por seguir este camino "de justicia" en lugar de revertir la lamentable situación de la universidad actual. ¿Cómo se puede ser justo partiendo del prejuicio... y de la mala lectura? En su carta-manifiesto, los profesores autores de la protesta argumentan que una cita que hizo el cardenal Ratzinger en una entrevista por los años 90 constituyó su atentado contra la ciencia y la razón:

En el texto de la carta, los profesores se refieren a un hecho ocurrido hace 18 años: "El 15 de marzo de 1990, todavía cardenal, en un discurso en la ciudad de Parma, Joseph Ratzinger citó a Feyerabend y dijo: 'En la época de Galileo, la Iglesia permaneció mucho más fiel a la razón que el mismo Galileo. El juicio contra Galileo fue razonable y justo'. Son palabras que, en cuanto científicos fieles a la razón (...), nos ofenden y nos humillan".
Los muy perspicaces docentes (y sus fieles alumnos acompañantes en la protesta) parecen haber olvidado el método científico objeto de sus desvelos profesionales. Olvidan atender al contexto en que es citada esa frase, si acaso no leyeron el texto completo [1]:
Se qui entrambe le sfere di conoscenza vengono ancora chiaramente differenziate fra loro sotto il profilo metodologico, riconoscendone sia i limiti che i rispettivi diritti, molto più drastico appare invece un giudizio sintetico del filosofo agnostico-scettico P. Feyerabend. Egli scrive:
«La Chiesa dell'epoca di Galileo si attenne alla ragione più che lo stesso Galileo, e prese in considerazione anche le conseguenze etiche e sociali della dottrina galileiana. La sua sentenza contro Galileo fu razionale e giusta, e solo per motivi di opportunità politica se ne può legittimare la revisione».
Dal punto di vista delle conseguenze concrete della svolta galileiana, infine, C. F. Von Weizsacker fa ancora un passo avanti, quando vede una «via direttissima» che conduce da Galileo alla bomba atomica.
Con mia grande sorpresa, in una recente intervista sul caso Galileo non mi è stata posta una domanda del tipo: «Perché la Chiesa ha preteso di ostacolare lo sviluppo delle scienze naturali?», ma esattamente quella opposta, cioè: «Perché la Chiesa non ha preso una posizione più chiara contro i disastri che dovevano necessariamente accadere, una volta che Galileo aprì il vaso di Pandora?».
Sarebbe assurdo costruire sulla base di queste affermazioni una frettolosa apologetica. La fede non cresce a partire dal risentimento e dal rifiuto della razionalità, ma dalla sua fondamentale affermazione e dalla sua inscrizione in una ragionevolezza più grande. [...]
Qui ho voluto ricordare un caso sintomatico che evidenzia fino a che punto il dubbio della modernità su se stessa abbia attinto oggi la scienza e la tecnica".
El entonces cardenal Ratzinger cita a Feyerabend y otros autores para señalar los absurdos y errores de una apologética que desconfía de la ciencia. Aclara: "La fe no nace del resentimiento y el rechazo de la razón, sino que es una afirmación fundamental de su inscripción en una racionalidad más grande".

El tema galileano se convierte más bien en síntoma de las dudas de la modernidad sobre sí misma, habiendo surgido como alternativa "objetiva" a la fe (la fe voluntarista, especialmente). Como antaño, el "caso Galileo" sigue sirviendo de panfleto propagandístico de un proyecto confrontacional de formulación dialéctica, y basado indefectiblemente en una visión maniquea -y oportunista- de la realidad [2]:

este hecho, poco resaltado en el siglo fue elevado en el siglo siguiente a mito del Iluminismo. Galileo aparecía como la víctima del oscurantismo medieval conservado en la Iglesia. Bien y mal se oponen divididos por un corte tajante. Por una parte encontramos la Inquisición, el poder que encarna la superstición, el adversario de la libertad de conciencia. Por la otra, la ciencia natural, representada por Galileo, como el poder del progreso y de la liberación del hombre de las cadenas de la ignorancia, que lo mantenían impotente frente a la naturaleza. La estrella de la modernidad brilla en la noche del oscuro medievo
¿Et lux in tenebris lucet? ¿Qué significa, por ejemplo, que estudiantes universitarios marchen hacia la casa de un personaje para repudiarlo en público? Vive la tolerance! (con el aplauso de los medios):



La llamada "sociedad civil" tiene mucho que mirarse en el espejo. No menos tenemos que hacer los fieles católicos teniendo presente un desafío: no dejarnos apabullar.

______________________________________


[1] Entrevista al cardenal Joseph Ratzinger, originalmente publicada en el diario Corriere della Sera y recopilada en el libro "Una mirada a Europa. Iglesia y Modernidad en la Europa de las revoluciones" (Rialp, Madrid 1993). El extracto corresponde a la edición italiana (Paoline, Roma 1992) disponible vía el blog Papa Ratzinger
[2] Citado en el ensayo "Una mirada al ocaso del medioevo y los albores de la modernidad", disponible aquí.

Tags:

CAMARADAS

1 Comentarios
Pocas cosas se manifiestan en sí mismas como lo que verdaderamente son y no lo que se pretende que sean.

Habiendo fracasado totalmente el primer show donde se descubrió el indignante engaño sobre el niño Enmanuel, las FARC y el régimen Venezolano concertaron la liberación definitiva de las rehenes Clara Rojas y Consuelo Chávez dentro de un operativo "humanitario" que no ha podido ocultar su clara intencionalidad política. Por la boca muere el pez:


El Ministro del Interior de Venezuela, Rodríguez Chacín, dirigiéndose al grupo de guerrilleros que ya se retiraba, les dice:
“Ehh…en nombre del Presidente Chavez…estamos muy pendientes de su lucha. Mantengan ese espiritu, mantengan esa fuerza y cuenten con nosotros.”
Los guerrilleros de las FARC responden: “Bien….” “Para Servirles..” “Felicidades”

Por último, el Ministro o la persona que está a su lado (no se ve bien en el video) se despide:
“Cuidense camaradas”..
Seamos políticamente correctos: a aplaudir todos.

Vía Noticias 24

ACTUALIZACIÓN:
Tags: