OBAMA o EL FIN DE LOS IDEALES PERIODÍSTICOS

Es prácticamente un hecho que el candidato demócrata hará historia y se convertirá en el primer presidente de color de la nación más poderosa del mundo. Sin embargo el escandaloso sesgo mediático a favor del candidato demócrata (alimentado también por la lamentable estrategia confrontacional de McCain) ha permitido que se ignoren temas fundamentales sobre su pensamiento y relaciones.

Comenzando por lo último que involucra directamente a la prensa, se ha dado quizá un quiebre importante en los principios que sostenían la ética del periodismo y que prácticamente lo consagraban como un poder democrático. Sus ideales de imparcialidad y objetividad que si bien andaban bastantes cuestionados desde hace mucho tiempo han terminado por ser abolidos, superados por sentimientos y emociones institucionalizados a la sazón. Es muy probable que no vuelvan a formar parte de la imagen corriente que se tenía de la profesión, lo que ameritaría la reescritura de muchos manuales.

La revista The Economist como buen indicador de las tendencias massmediáticas que irremediablemente influyen en la economía y la sociedad sentencia el proceso político actual con una toma de posición contundente:


La prensa norteamericana que no ha podido ocultar su apoyo al Obamesías, ha llegado al punto de protegerlo de serios cuestionamientos. El último de ellos surge a raiz de un video que demostraría sus relaciones con activistas palestinos y norteamericanos comprometidos con el terrorismo islámico.

El L.A. Times de los Angeles aceptó que tiene el material en su poder pero se rehusa a divulgarlo supuestamente para proteger la vida de su fuente. Esto último confirmaría la importancia y gravedad del video, cuyo contenido muy probablemente no se conocerá sino hasta muy después de que se hayan consumado los hechos.

La campaña por la presidencia norteamericana culmina de esta forma con una oscuridad sin precedentes que acaba con la imagen democrática con que contaban muchos actores en el proceso, en especial la prensa.

Tags:

2 comentarios: