El aniversario de la Revolución: 50 años de "logros"

Salud





Educación





Derechos Humanos





Desarrollo



Cito a un amigo enamorado de la revolución que tuvo la gracia de visitar el paraíso... y regresó:

¿Se podía instalar la solidaridad por decreto?, ¿se podía decir, a partir de hoy: "de cada uno según sus capacidades, a cada uno según sus necesidades"? Se supone que lo que hacía éticamente superior al socialismo frente al capitalismo es ese valor sustantivo y sustancial. Busqué la solidaridad infructuosamente.
Obcecado en vivir como ellos, me quedé tirado seis horas en la carretera a Cienfuegos --el paisaje de colas de personas que se desperdigan en todas las vías de la isla a la espera de un camión informal es desolador-- y en medio de la lluvia más ardiente de este país en que anochece a las ocho, el más solidario de los hijos de la revolución me cobró 60 dólares por un aventón salvador (que me hizo maldecir hasta al Che, convertido por el régimen en un mero cli-ché... de sumo consumo).

(...)

¿La mejor educación de América Latina? La busqué también con despecho. Y es cierto que cualquiera accede a la universidad, le facilitan libros intercambiables y becan a muchos estudiantes latinoamericanos sobre todo de Medicina. Sin embargo, el gran rumor en toda la isla es el de una huelga silenciosa de los maestros por los bajos sueldos. Por eso, es ostensible que el régimen ha tenido que improvisar en las escuelas a jóvenes recién salidos de la universidad como profesores.

¿El pueblo más culto? Si en todas sus librerías oficiales solo existen libros de Marx y Engels, cosas de Lezama Lima y Carpentier, estudios antropológicos y obras básicas de literatura universal. Y mucha autoayuda (sintomático)
-¿Y Vargas Llosa? ¿Y Borges?-- le pregunto a un librero de viejo.
- No es que me repriman, pero son mal vistos, los tengo escondidos- y acepta lo embrutecedor que es tener una ideología monolítica.

¿La mejor salud? Y este sí es un logro de la revolución. En Santa Clara acompañé a las tres de la madrugada a un niño, hijo de guajiros --campesinos--, con problemas respiratorios que fue operado sin costo alguno. La salud es el orgullo inmobiliario de todo cubano. (Esto junto con el control radical de la información y la neutralización de la rebeldía juvenil con los dos años de servicio militar obligatorio y luego de reserva son quizá los pilares con los que se sostiene la dictadura). "En tu país no sucede eso", dicen todos certeramente. Pero también es cierto que esos hospitales de las provincias --sobre los de la paupérrima Guantánamo-- son como aquí: con mala comida, cucarachas y sábanas sucias. Y que en las farmacias no se encuentra ni una aspirina (tanto que están vendiendo lo que llaman "medicina verde" o naturista).

(...)

Cuba fue la metáfora perfecta del siglo XX: la utopía que hizo soñar a generaciones, que declaró abolido el racismo, la desigualdad, que parecía libertaria. Pero fue al revés y se aniquiló en sus propias contradicciones.

Tags:

1 comentario:

  1. Gracias Guille!


    PS: pasa please, por Planisferio y mira lo que me escriben en el art. sobre el Holodomor ;)

    ResponderEliminar