Contra el Aborto (II)


La discusión sobre la defensa de la vida del no-nacido en el post anterior ha disparado los más radicales sentimientos contra los movimientos Pro-Vida ya sea por nuestra condición de creyentes cristianos o porque vamos contracorriente del pensamiento políticamente correcto.

Sobre la cuestión de los derechos del no-nacido, continuo con la argumentación Pro-Vida publicada en el portal Liberalismo.org, cuya primera parte trató sobre la Vida Humana desde la concepción.


El liberalismo contra el derecho al aborto: una argumentación liberal pro-vida (II)
Por Albert Esplugas Boter

Persona y derechos

El origen del ser humano es el zigoto unicelular, pero ¿es esta entidad un sujeto portador de derechos? ¿Por qué iba a serlo? La cuestión clave es, ¿cuándo surgen los derechos? ¿A qué van vinculados? Comúnmente se considera que sólo la persona es titular de derechos individuales. ¿Y qué es una persona? Atendiendo a la definición usual, se trata de un ser vivo con la capacidad de razonar y elegir (siendo ambos términos interdependientes)[24]. Así pues, habría que distinguir la noción de “ser humano” de la de “persona”; aquella nos remite a la biología, mientras que ésta nos remite más a la filosofía[25].

La definición mencionada de “persona” tiene dos interpretaciones. Una de ellas considera que “capacidad de razonar y elegir” significa capacidad, potencialidad, poder, naturaleza... racional, mientras que la otra considera que hace referencia a la manifestación de la racionalidad, a la demostración, al acto, al proceder, a la actividad volitiva...[26] Para la primera, la persona empieza cuando lo hace la naturaleza racional del individuo, esto es, en el día 1 de la concepción. Para la segunda, la persona empieza en algún punto después del día de la concepción, cuando la capacidad racional se ha desarrollado lo suficiente y el nuevo individuo pasa de la potencia al acto.

El conjunto del movimiento pro-vida identifica el origen del ser humano biológico con el origen de la persona titular de derechos. Luego desde el día 1, desde el zigoto unicelular, estaríamos ante un individuo con derechos. Por su parte, los pro-abortistas a menudo tienden a despersonalizar al no-nacido, ya sea sólo en su fase embrionaria o en todo el proceso uterino. El nonato despersonalizado, el no-nacido que no es persona, no poseería derechos, y por tanto sería lícito destruirlo. Si no es persona, ningún derecho protege al no-nacido de la voluntad abortista de la madre. Existen dos maneras de negar la naturaleza personal del no-nacido (y del ser ya nacido):
  • Primero: arguyendo que el nonato no es un ser humano biológico, y como está claro que la persona no puede ser previa al ser humano, de ningún modo podría aplicarse a esa entidad biológica el distintivo de “persona”. Mientras el no-nacido no sea un individuo humano no puede ser una persona, y por tanto no tiene derecho a protegerse del aborto. Este enfoque es el que se ha examinado sucintamente en el primer apartado. Es una cuestión científica, y ya se ha dicho que la tesis más sólida es la que fija el comienzo de la vida del ser humano en el día 1.
  • Segundo: argumentado que la persona surge después del ser humano. Aquí no hay necesidad de negar la humanidad del no-nacido, sino sólo su carácter “personal". El zigoto unicelular puede que fuera un ser humano, pero no sería una persona, y por tanto no gozaría de derechos. En este capítulo analizaremos este razonamiento.
Así como la generalidad de los pro-vida coinciden en el establecimiento de la fecha “origen” del ser humano y de la persona (en ambos casos es el día 1), el movimiento pro-elección muestra una heterogeneidad tremenda. No hay ningún tipo de consenso, ni en la determinación del inicio del ser biológico (día 14, octava semana...) ni en la determinación del comienzo de la persona (cuando se suceden las primeras ondas cerebrales, cuando el cerebro ha adquirido cierto desarrollo, cuando el nuevo ser piensa en algún grado, cuando el individuo puede elegir de manera efectiva...). Podría decirse que este pluralismo da cuenta, en realidad, de lo arbitrario de sus tesis.

Antes de disertar acerca del momento en el que empiezan los derechos de un ser humano es muy necesario especificar de qué derechos estamos hablando. A menudo el discurso pro-vida no hace esta concreción (quizás a veces ni se la plantea). Si se afirma que la persona es portadora de todos los derechos individuales, y la persona surge cuando lo hace el ser humano, entonces desde el día 1 el nuevo ser poseería todos los derechos individuales. Eso significaría, por ejemplo, que un niño de cuatro años tendría exactamente la misma libertad, los mismos derechos, que un adulto de cuarenta años. No parece razonable esta propuesta desde una perspectiva liberal/libertaria, puesto que la libertad está vinculada a la conciencia, a la capacidad de elegir, y a la responsabilidad. Aquellos individuos con una conciencia (o capacidad efectiva de elección, o autonomía moral...) reducida (niños, disminuidos psíquicos, enfermos mentales...) son menos responsables. Parece lógico que los “poco-conscientes” estén sujetos a cierta tutela por parte de terceros, y que en consecuencia posean unos derechos individuales más limitados. ¿O es que un chico de seis años tiene el mismo derecho que su padre a crear una empresa o a comprar tabaco? Así es que la libertad se adquiriría de manera progresiva, conforme evolucionara la conciencia, la autonomía moral del individuo[27]. Lo que los pro-vida deben especificar es que la persona primigenia (el embrión unicelular) no posee todos los derechos individuales (o al menos no de manera efectiva), sino el principal, el que precede a todos los demás: el derecho a la vida.

El derecho a la vida, como el resto de derechos auténticos, es negativo, esto es, proclama que un individuo no puede ser privado de la vida por otros. Nadie puede matar un individuo. La tesis anti-abortista postula que este derecho está ligado a la capacidad racional del ser humano, al poder latente. El individuo, desde el día 1, posee una naturaleza racional que se irá desplegando con el tiempo. Su desarrollo es variable, pero su capacidad es constante. La naturaleza racional siempre está ahí, en el zigoto unicelular, en el feto, en el niño, en el adulto y en el abuelo. El derecho a la vida, el título de persona, no se seguiría de lo contingente, de lo que evoluciona, sino de esta característica sustancial que siempre está presente. Si acaso serían los otros derechos individuales los que se vincularían al desarrollo efectivo, práctico, de la capacidad racional del ser humano.

Buena parte del movimiento pro-elección sostiene que el derecho a la vida surge cuando el poder racional del ser humano se torna en acto, se hace efectivo. Sólo cuando el individuo puede elegir es portador de derechos individuales, encabezados por el derecho a la vida. Esta propuesta resulta totalmente arbitraria, y además conlleva unas implicaciones que difícilmente aceptarán la inmensa mayoría de sus defensores. Si persona significa tener racionalidad efectiva, facultad efectiva para elegir entre opciones, ¿cuándo empieza? Por supuesto el no-nacido no será persona, ya que su racionalidad efectiva, su autonomía moral, es nula. Entonces el embrión y el feto no poseen el derecho a la vida y pueden ser destruidos, abortados. Pero, ¿acaso poseen autonomía moral los bebés recién nacidos? ¿Y los niños? ¿Y los disminuidos psíquicos? ¿Y los enfermos mentales? ¿Y los comatosos? ¿Y los drogados? Siguiendo la lógica del argumento, ¿no sería permisible el infanticidio? ¿O aplicar la eutanasia a los disminuidos? ¿O utilizar a los individuos en estado vegetal para la investigación científica? De hecho, ¿conservaríamos el derecho a la vida mientras dormimos? No somos conscientes, no estamos ejerciendo efectivamente nuestra capacidad racional... Las implicaciones continúan: si nuestro baremo para asignar derechos es la racionalidad efectiva, algunos animales podrían ser más personas que los bebés, por ejemplo. Atendiendo al filósofo consecuencialista Peter Singer, uno de los valedores de esta tesis, “(a)hora tiene que admitirse que estos argumentos son aplicables tanto a los recién nacidos como a los fetos. Un bebé de una semana no es un ser racional, consciente, y hay muchos animales no-humanos cuya racionalidad, conciencia, conocimiento, capacidad para sentir dolor (sensibilidad), y otros rasgos, exceden los del bebé humano de una semana, un mes, o incluso un año. Si el feto no tiene el mismo derecho a la vida que una persona, parece que un bebé recién nacido es de menos valor que la vida de un cerdo, un perro, o un chimpancé”[28]. Creo que casi todos los pro-abortistas rechazarán categóricamente estas implicaciones[29]. Sea como fuere, no bastaría con aceptarlas. Cualquier tentativa de establecer una fecha posterior al día 1 que determine el inicio de la persona resulta arbitraria, y por ende, insostenible. Porque una vez se reconoce que la persona surge en un momento concreto, ¿qué impide retroceder un poco más en el tiempo? ¿O avanzar? El caso es que no puede marcarse cuando la no-racionalidad se convierte en racionalidad[30]. La evolución del ser humano es un proceso sin saltos cualitativos que permitan trazar una frontera. Algunos pro-elección consideran, por ejemplo, que el ser humano deviene persona a partir del instante en que se forma el cerebro y/o el sistema nervioso, lo cual sucedería sobre la octava semana de gestación. Invocan, pues, a cierto desarrollo del soporte físico de la racionalidad. Pero, ¿por qué iba a ser el primitivo estado de la corteza cerebral el fundamento de la persona? Se trata de una característica formal, de ningún modo sustancial. La capacidad racional efectiva sigue siendo nula. Y la naturaleza racional del individuo sigue siendo plena. Asimismo no hay que olvidar que la integración del cerebro no finaliza hasta unos cuantos meses o años después del nacimiento[31]. Entre el nacimiento y los dieciséis años el tamaño del cerebro se triplica[32].

El derecho a la vida no es gradual: se tiene o no se tiene. ¿Por qué enlazarlo, pues, con algo progresivo, como es el desarrollo de un elemento físico concreto? El cambio de no-persona a persona es un cambio sustancial, y debe darse cuando existe un cambio sustancial en la entidad biológica a la que se quiere aplicar el concepto. Y este cambio sustancial se da en la fecundación: aquí surge un nuevo individuo, que mantendrá su esencia a lo largo del proceso vital. Exceptuando la muerte, no vuelve a acaecer ninguna otra transformación biológica sustancial.

Así es que desde el día 1 el no-nacido, en tanto que persona, tiene el derecho a la vida: no puede ser destruido, eliminado, ejecutado... tal y como sucede en la mayoría de abortos. Cuando el aborto es un acto de destrucción activo, como el desmembramiento o envenenamiento del feto, se trata netamente de un asesinato. De nada sirve aducir que el no-nacido es un “trasgresor” o un “agresor” que viola la libertad de la madre y lo que es de su propiedad (su cuerpo), porque no es un “agresor” en absoluto, como veremos en el próximo apartado, ni su situación constituye “delito” alguno que pueda sancionarse. Y aún suponiendo que fuera un “agresor”, dudosamente merecería la pena máxima por su “agresión”.

Hasta aquí la argumentación pro-vida contrarresta las tesis pro-elección más usuales. Normalmente la disputa no va más allá de lo dicho, limitándose a dar respuesta a la cuestión del ser humano biológico y de la persona con el derecho a la vida. Este es el marco tradicional del debate.

No obstante, si el razonamiento pro-vida se detuviera en este punto quedaría un hueco importante por el cual los pro-abortistas podrían deslizarse[33].

De acuerdo con la doctrina liberal, los derechos son negativos, es decir, protegen a la persona de las interferencias ajenas. En el caso del derecho a la vida significa que un individuo no puede ser matado por otro individuo. Pero eso no implica que uno tenga la obligación de velar por la vida de otra persona. En conformidad con la teoría de los derechos negativos no puede asesinarse a un individuo, pero se le puede dejar morir de hambre. Tenemos derecho a ejercer nuestra libertad mientras no vulneremos la de los demás, y en consecuencia no se nos está permitido matar, pero tampoco estamos obligados a socorrer. Que consideremos moralmente aberrante dejar morir de hambre a un individuo es otra cuestión. La moral no corresponde a la Ley sino a las personas. Y aquí se discute el papel de la Ley. Así es que, atendiendo al principio de los derechos individuales (que no a la moral) tenemos derecho a ser pasivos ante las desgracias de los demás. Nadie (y eso incluye al Estado) tiene derecho a exigirnos bajo coerción que asistamos a otra persona. Lo contrario es servidumbre.

Aceptando esto, algunos pro-elección argumentan que el aborto sería lícito siempre y cuando se llevara a cabo mediante un proceso de evicción[34]. El no-nacido sería expulsado del cuerpo de la madre y dejaría entonces de recibir su asistencia. De este modo no se estaría matando activamente al nonato, se le estaría dejando morir.

Pero esta propuesta se desmorona ante el argumento pro-vida de la responsabilidad parental que se expondrá en la siguiente entrega de esta serie.

Sea como fuere, hay que subrayar que la inmensa mayoría de los abortos actuales no se realizan mediante acciones pasivas (evicción), sino activas (desmembramiento del no-nacido, envenenamiento...). Por tanto, el argumento pro-elección de la “pasividad” no es válido para justificar buena parte de la realidad abortista vigente.

Conclusión

La racionalidad, la conciencia, la facultad de elegir, es aquello que nos distingue de las otras especies y nos otorga derechos. La diferenciación existe desde el momento de la fecundación, cuando surge la naturaleza racional. Y este es el cambio sustancial al que debe vincularse el concepto de persona que trae consigo el derecho a la vida. El paso de la no-racionalidad a la naturaleza racional es el único salto cualitativo apto para sentar algo tan poco flexible como el derecho a la vida. La capacidad de elección efectiva, el acto de pensar, es lo que da sentido a la libertad, pero es el desarrollo de una propiedad que ya estaba presente, la manifestación de una capacidad latente. El derecho primordial no puede supeditarse a una cualidad variable, en desarrollo, que no es tanto esencia como contingencia. Eso conllevaría arbitrariedad (¿En qué punto se fija el grado de suficiencia de la capacidad racional efectiva? ¿Quién lo fija?) y despersonalizaría a varios grupos de individuos (¿embriones?, ¿fetos?, ¿bebés?, ¿niños?, ¿comatosos?, ¿disminuidos psíquicos?, ¿enfermos mentales?), colocándolos en un estado de vulnerabilidad que dudosamente suscribirán la mayoría de pro-abortistas. Así pues, el ser humano posee el derecho a no ser privado de la vida desde el día 1 de la concepción, lo cual convierte netamente en homicidios los abortos que emplean procedimientos activos para terminar con la vida del no-nacido.

[24] John Walker, “Abortion and the question of the person”, Libertarians for Life (http://www.l4l.org/library/abor-per.html)
[25]Se da por supuesto que la racionalidad-conciencia-autonomía moral del individuo implica derechos individuales; y aunque en cierto modo puede estimarse que los derechos son una consecuencia auto-evidente de la persona, no deja de ser preciso un examen más riguroso de la materia.
[26] John Walker, “Abortion and the question of the person”, Libertarians for Life.
[27] Pienso que esta es una de las cuestiones más complejas a las que se enfrenta el liberalismo. La “libertad gradual” que propongo es un mero esbozo de lo que creo que podría ser una solución razonable, aunque muy problemática. ¿Cuál sería el grado óptimo de conciencia en el que se adquirirían todos los derechos?¿No evolucionan los individuos a velocidad distinta?¿Quién decide qué individuos son “poco-conscientes” y requieren de tutela? ¿Con qué derecho? ¿Cómo evitar la arbitrariedad en este ámbito?
[28] Dianne N. Irving, “Scientific and philosophical expertise: an evaluation of the arguments on ‘personhood’”, Linacre Quarterly, 1993; citando a Peter Singer, “Taking life: abortion” (1981), pág. 118. Se ha omitido el énfasis de Irving.
[29] Algunos autores sostienen este argumento de la racionalidad efectiva y parece que se atienen a algunas de las implicaciones mencionadas. Además de Peter Singer, véase H. T. Engelhardt (“The Foundations of Bioethics”), Michael Tooley (“Abortion and infanticide”, en Marshall Cohen (ed.), “The Rights and Wrongs of Abortions”), Helga Kuhse (entre otros, con Singer, “For sometimes letting –and helping- die”, en “Law, Medecine and Health Care”), o Richard G. Frey, (“The ethics of the search for benefits: Animal experimentation in medicine", en Raanan Gillon (ed.), “Principles of Health Care Ethics”).
[30] Dianne N. Irving, “Scientific and philosophical expertise: an evaluation of the arguments on ‘personhood’”, Linacre Quarterly, 1993.
[31] Íbid.
[32] Dianne N. Irving, “When do human beings begin? “Scientific” facts and scientific facts”, Libertarians for Life,1999.
[33] Obviamente no se trata de cubrir el hueco para evitar que se deslicen los pro-elección, sino de cubrirlo porque así lo demanda la búsqueda de lo correcto.
[34] “Eviction” es el término anglosajón.

14 comentarios:

  1. El aborto es un genocidio.

    Me sorprende que personas que considero educadas no se den cuenta de que es vil por la maldad que se requiere para destruir a un ser VIVIENTE e indefenso.

    En cuanto a que hay que aceptarlo como una realidad, que hay que legalizarlo para evitar que mueran mujeres... por favor, esas mujeres van solas, con sus propios pies a que les hagan el aborto. Nadie las lleva con pistola al pecho. Lo deciden ejerciendo su libre albedrío. Eso de que "forzada por las circunstancias" es mentira. Y NO ES TAMPOCO DEFENSA PROPIA.

    Si mueren durante el aborto, por supuesto que es una desgracia para ellas y sus familias, claro, pero todo la culpa es de la desinformación (creen que es muy fácil e inocuo), a la FALTA DE EDUCACION (no basta repartir condones, hay que educar en la responsabilidad) y por supuesto de la mala leche de las activistas que venden la idea del aborto como una panacea. Y es que nadie lo dice pero el aborto "legal" es un negocio redondo para sus propulsores.
    Una mujer que aborta ES UNA ASESINA. Y lo digo yo que soy mujer. Una asesina de un ser indefenso: SU PROPIO HIJO. Un asesino es un delincuente. Y si un delincuente muere en plena comisión de su delito, desgraciadamente es su elección. Si un asesino muere durante un enfrentamiento, EL SE LO BUSCO, no?

    Siguiendo la lógica de "aceptar el hecho consumado", también la drogadicción es una realidad en nuestra sociedad y a nadie en su sano juicio se le ocurriría que se legalice: y si tenemos que aceptar y legalizar las maldades de la humanidad, sólo porque están presentes, mal estamos. Así acabaremos de vuelta en la época de la esclavitud, legalizando el asesinato, la explotación y el expolio a mano armada.
    ¿Y a eso le llaman progreso?
    ¿El crimen nos hará progresar?

    ResponderEliminar
  2. Entonces en este pais hay mas asesinas que en ningun lugar del mundo, posiblemente tu abogada, tu vendedora de seguros, tu maquilladora lo sean, y no tienes la menor idea de sus motivaciones, es muy facil y muy comodo acusar y juzgara alguien y estigmatizar a las personas, eso les encanta a los cristianos hipocritas que no ven que hay cosas peores como la miseria y el abandono de millones de peruanos en extrema pobreza, pero claro es mas in andar crucificando a aquellos "pecadores", (ahora criminales!!) que se les cruzan en el camino, como si ustedes tuvieran la mas minima autoridad moral para culpar a alguien.
    En fin cosas de extremistas ignorantes, no les importa ver a miles de niños muriendose de hambre (sera q no les importa lo mas minimo) pero si se les enseña un condon!!!! organizan marchas y dan conferencias indignadisimos ellos.
    Que asco.

    Por lo demas la iglesia catolica avaló muchos siglos el esclavismo, el exterminio de otros creyentes como los judios, musulmanes, protestantes etc, legalizaron y usaron la tortura y asesinato con la inquisicion y otras tantas masacres en nombre de Dios, explotaron y explotan a los mas pobres desde el nacimieno del catolicismo, con el diezmo, las bulas, tal parece que se le olvidan esos "pequeños detalles".
    Esa es la extraña idea de los cristianos de lo q es el progreso, eliminar a todo el q no piense como ellos.

    ResponderEliminar
  3. Una respuesta hepática, que se va a otros temas sin refutarme lo principal: la culpa es de los y las abortistas que engañan a las mujeres ignorantes haciéndoles creer que es la única solución de sus problemas. ¿Piensas eliminar la pobreza matando a los pobres? Estás razonando más o menos como la madre de Humala que piensa eliminar la homosexualidad fusilando a los homosexuales.

    ¿Cuándo hablé de eliminar a los que piensan distinto? Los que con gusto eliminarían a otros (en este caso, a los que defendemos la vida) son ustedes los anti-vida. Para empezar, el aborto de por sí ya implica eliminar a otro ser vivo (e inocente) que de una u otra manera les estorba. Porque en el fondo ustedes son unos cobardes que usan la matonería estilo cachaco para imponerse. Descalificar al contrincante yéndose por la tangente, como hace Humala, o la posera de la Villarán.

    De hecho, puedes estar tranquilo, ustedes lograrán legalizar el aborto, porque son los tiempos. Lo lograrán, aunque a muchos nos pese. Reconozco que quienes nos oponemos estamos librando una batalla de antemano perdida desde el punto de vista estrictamente legal.

    Creo que los defensores de la vida deberíamos adelantarnos a lo que se viene, y organizar ONG's y centros de ayuda a las embarazadas que lo soliciten, que ofrezcan información, alternativas y ayuda eficaz (material, médica, psicológica, etc.) para la mujer que no está segura de abortar, que desea evitar el aborto, o que ya abortó y afronta sus consecuencias. No es verdad que el aborto sea el único camino, como propagandizan las activistas del aborto. Un crimen nunca es solución a nada. Centros como éstos ya funcionan desde hace una punta de años en los países que han legalizado el aborto.

    Es cierto que las mujeres que abortan se convierten en asesinas por elección propia, pero ustedes los abortistas no se sientan inocentes: son tan responsables como ellas, por ser cómplices de este infanticidio. O más responsables aún, por haberlas inducido.

    Si yo debo ser condenada por decir esta verdad, más culpable eres tú por apoyar que se
    sigan matando inocentes. ¿Quién es más hipócrita, quien dice la verdad o quien deliberadamente dice medias verdares, miente y engaña?

    No mezcles las cosas: el hecho que los altos jerarcas de la iglesia hayan avalado o no ciertas cosas, descalifica a los pastores, mas no a la moral, la doctrina ni a Dios. Cuando intentes razonar, usa la lógica, por favor, o dicho en un lenguaje que puedas entender, no mezcles camotes con papas.

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo, si los cristianos respetaran lo que predicó Jesus, no habrian existido tantos genocidios y guerras en su nombre.
    Mas bien tu lee bien y no tergiverses las cosas, en ningun momento he dicho que el aborto sea una solucion y menos la unica, mi punto es q ustedes le dedican muchos recursos economicos, intelectuales etc es sus campañas, propagandas etc antiabortistas cuando hay problemas mas graves y mas urgentes que involucran a hombres mujeres y niños de verdad no "potenciales humanos", ¿por que? porque los catolicos usan estas campañas como los politicos populistas usan los temas secundarios para ocultar el panorama de caos y descontento que vive el pais para no ir mas lejos.
    yo no soy abortista pero estpy en contra de los que se creen poseedores de LA VERDAD y con la modestia y "humanidad" que los caracteriza condenan, juzgan y estigamatizan a todos los "pecadores" para que te suene faamiliar, les encanta mirar la paja en ojo ajeno.
    si tanto defienden la vida dejen de sabotear todo intento de brindar una educacion sexual saludable, responsable y realista en las escuelas, la educacion hace posible la eleccion responsable de como y cuando iniciar una vida sexual, lo que no es real es negar ese ambito de la vida diaria y proponer cosas imposibles para la mayoria de humanos como es la abstinencia hasta el matrimonio o solo para procrear como algunos predican. Esos mensajes torpes e irreales que se promocionan especialmente en colegios catolicos llevan a una lectura reprimida e irresponsable de la sexualidad que tiene como consecuencia lo que estamos viviendo.

    "...se va a otros temas sin refutarme lo principal: la culpa es de los y las abortistas que engañan a las mujeres ignorantes haciéndoles creer que es la única solución de sus problemas"
    cuanta ignoranciasobre este tema!, no es raro que sea una mujer la que diga esto, son ustedes las que han sido educadas para subestimarse y sentirse menos, solo asi se entiende que creas que las mujeres abortan porque son engañadas, o sea que son estupidas, retrasadas todas las q optan por eso, ingenuas que caen en la propaganda de algun abortista! que dedcucion mas facilista la tuya que no tiene nada que ver con la realidad q es mas complicada.

    "¿Piensas eliminar la pobreza matando a los pobres? Estás razonando más o menos como la madre de Humala que piensa eliminar la homosexualidad fusilando a los homosexuales."

    no se a que viene ese comentario yo nunca dije que estaba a favor del aborto, pero lo dices y me comparas con los fascistas porque esa es la forma de dialogar de ustedes los fascistas, descalifican mintiendo, generalizando y asociando a la gente a lo peor.

    "Los que con gusto eliminarían a otros (en este caso, a los que defendemos la vida) son ustedes los anti-vida"
    Te lo repito si tan provida eres has algo por los que se mueren de inanicion aca cerquita nomas, y por cierto ¿no fueron catolicos los que pusieron bombas matando gente en las clinicas abortivas de EEUU?, ¿no son catolicos los que matan a sangre fria a medicos y mujeres de esas clinicas?, para variar incoherencias que solo las entienden la logica de los extremistas

    ResponderEliminar
  5. Paraggi, llevas las cosas tan al extremo que tus quejas caen en lo pueril. ¿No te gusta que la Iglesia Católica defienda la vida del no-nacido? ¿Que deje de hacerlo por "verguenza"? ¿Si no lo hace, quien lo hará? ¿Tu?

    La Iglesia no se cansará de proclamar la verdad incontestable que atraviesa todo el asunto: el ovulo fecundado, el embrión, es un ser humano en potencia al que le asiste el principal de todos los derechos: El Derecho a la Vida.

    El resto de tu perorarata es pura nausea, juicio ad hominem, porque no creo que me puedas mostrar donde en la doctrina y fe católicas se avalan todas esas barbaridades por las que te rasgas las vestiduras. Fijate tu mismo como intentas descalificar a la Iglesia por temas y asuntos muy discutibles que no atañen directamente a este tema de la defensa del no-nacido. Vaya "correción ideológica" la tuya.

    ResponderEliminar
  6. Hola Paraggi (creo que te conozco de algún lado...)

    "Mas bien tu lee bien y no tergiverses las cosas, en ningun momento he dicho que el aborto sea una solucion y menos la unica"
    Nada personal, amigo, pero es que si defiendes el punto de vista de los que piensan que debe legalizarse "para que no mueran mujeres", si los apoyas, entonces es dable suponer lo consideras una solución válida. Pragmática, puede ser, ¿no? pero me resulta moralmente inaceptable.

    "le dedican muchos recursos economicos, intelectuales..."
    Esa sí que es buena, cuáles son esos MUCHOS RECURSOS ECONÓMICOS? JEjeje, ya quisiéramos...

    "...cuando hay problemas mas graves y mas urgentes que involucran a hombres mujeres y niños de verdad no "potenciales humanos""...
    OK, en eso estamos de acuerdo, pero luchar por una vida digna para esas personas no me corresponde sólo a mí, ni solamente a los miembros de una u otra iglesia u ONG o gobierno, sino también a todos nosotros, en tanto que seres humanos solidarios. ¿Qué estamos haciendo en nuestro día a día?

    "yo no soy abortista..."
    Pues, me da mucho gusto que lo digas.

    "estpy en contra de los que se creen poseedores de LA VERDAD y con la modestia y "humanidad" que los caracteriza condenan, juzgan y estigamatizan a todos los "pecadores"
    Oye, condenar una mala acción no significa "estigmatizar" a la persona. Es tan difícil entenderlo?. Hay que hablar fuerte contra el asesinato, eso sí, pero condenar al criminal no me toca a mí ni a tí, sino a Dios. El padre Lanssiers, a quien todos (creo) respetamos, trabajó mucho con reclusos y delincuentes, en el aspecto espiritual de ellos, en ese sentido.

    "...dejen de sabotear todo intento de brindar una educacion sexual saludable, responsable y realista en las escuelas, la educacion hace posible la eleccion responsable de como y cuando iniciar una vida sexual..."

    Educación sí, pero ¿qué educación? Yo soy una católica un poco atípica en el sentido de que no me opongo a que se repartan condones PERO CON EDUCACION EN RESPONSABILIDAD pues. El sexo no sólo es "divertido", sino que puede crear vida, Y DE ESA VIDA SOMOS RESPONSABLES. Deshacerse de ella porque nos estorba es inhumano.

    "Esos mensajes torpes e irreales que se promocionan especialmente en colegios catolicos llevan a una lectura reprimida e irresponsable de la sexualidad que tiene como consecuencia lo que estamos viviendo".
    Mira: yo estudié en un colegio laico. No sé qué decirte al respecto. Pero no me sorprende que los colegios de monjitas sean los más deficientes en este sentido. Los curas suelen ser más instruidos y menos fanáticos...

    "son ustedes las que han sido educadas para subestimarse y sentirse menos...."
    Sobre ésto, está de más que te responda, sorry pero es una apreciación sexista, misógina, ridícula y fuera de lugar.

    "solo asi se entiende que creas que las mujeres abortan porque son engañadas, o sea que son estupidas, retrasadas todas las q optan por eso, ingenuas que caen en la propaganda de algun abortista! que dedcucion mas facilista la tuya que no tiene nada que ver con la realidad es mas complicada".

    Idem. No es lo mismo ser engañada que ser estúpida y demás adjetivos tuyos. Paréntesis: una mujer pobre que no tiene ni primaria completa, ¿crees que va a poder decidir con la misma libertad, con el mismo acceso a la información, que tu hermana o amiga que acabó la universidad? Tienes razón, la vida es más complicada, te convendría obervar un poco. De esas mujeres estamos hablando.

    "Te lo repito si tan provida eres has algo por los que se mueren de inanicion aca cerquita nomas"
    Sí, yo hago mi pequeña obra, de la que no hablo 1) por respeto a las personas a las que puedo ayudar 2) porque no lo hago por autobombo y 3) por aquello de que no sepa tu mano derecha lo que hace la izquierda (¿o era al revés?). No necesitamos tener los millones de Bill Gates para ayudar a nuestro próXimo en necesidad. Basta con abrir los ojos.

    "¿no fueron catolicos los que pusieron bombas matando gente en las clinicas abortivas de EEUU?
    Católicos puede ser, fanáticos definitivamente, pero fanáticos hay de todas las tendencias. No los apoyo, por si acaso: me hacen sentir vergüenza ajena. Pero qué curioso, cuando un Católico es el que mata todos se le van encima, pero a los médicos abortistas, que matan miles de niños, hasta los respetan. Más incoherencias, ya que te gusta señalarlas.

    Otra cosa: en los países desarrollados donde el aborto es legal, existen esos centros de consejería y ayuda pro-vida de los que hablé. ¿Por qué? Porque las tasas de natalidad han disminuido tanto que ya se están preocupando. En cambio a nosotros nos quieren vender el millonario negocio del aborto, total, que los subdesarrollados se sigan muriendo (de hambre o de aborto) les da lo mismo.

    Ustedes creen que a las Floras no les importan los miles de dólares que recibirán para implantar sus programas cuando consigan legalizar el aborto, que su lucha es totalmente idealista? Jajaja!!

    ResponderEliminar
  7. Exacto Danza: lo de las Floras y Manuelas tiene mucho de ideológico, lo cual se nota a la hora del dialogo: Es imposible sostener una conversacion con ellas sin que te descalifiquen por la condición de creyente/religiosa, atiborrándolo a uno con epítetos y cuestiones que no vienen al caso. Eso sin considerar la androfobia que cultivan cuando pueden en las mentes de sus prosélitas. Me acuerdo cuando la Sra Yañez observó que un padre cariñoso con su hija era un pedofilo incestuoso en potencia. Dios mio.

    ResponderEliminar
  8. hola D.I. seguroq nos conocemos, Lima es un pañuelo.
    "Nada personal, amigo, pero es que si defiendes el punto de vista de los que piensan que debe legalizarse"
    no defiendo la legalizacion, me parece que hay cierta dejadez a la hora de leer argumentos diferentes, yo no he defendido el aborto ni la legalizacion.
    Y te repito mi interes en dedicar esfuerzos en una verdadera solucion al problema y no solo a los sintomas o las consecuencias, la solucion esta atras en la educacion familiar y en las escuelas, a diferencia de muchos catolicos que creen que el tema de la sexualidad no debe ser tocada en el colegio, por cierto repartir condones no es educacion sexual.
    lo de misogino no me va por eso me choca ver a una mujer interpretar que otras mujeres que abortan lo hacen porque son unas "pobrecitas engañadas" esa vision paternalista si q es machista.

    ResponderEliminar
  9. Me alegra que no apoyes el aborto.

    De acuerdo entonces Paraggi, yo soy provida pero nunca soy ni seré extremista, que tampoco hay que ser más papistas que el Papa :-D

    Y yo sí creo que debe haber educación sexual en las escuelas, pero que no sea solamente mecánica, sino que abarque el ámbito de las responsabilidades que implica el privilegio de practicar el sexo.

    Lo otro, lo de si tengo o no visión paternalista, es discutible. A mí me parece que, en lo que respecta a acceso a información objetiva, no hay en nuestro país igualdad de condiciones entre todas las mujeres, ni entre todos los peruanos en general.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo5:05 p. m.

    a ver... es muy respetable cada postura... provida y en favor del aborto... cabe aclarar que "estar en favor del aborto" no significa que lo hicieras necesariamente, solo que no juzgarias a quien lo hiciera... y los pro-vida, se dedican a decir solo lo malo que es, la desgracia humana, el desgaste moral de la sociedad, etc etc... pero... alguno ha puesto alguna solución???? ¿alguna de ustedes o sus novias, ha estado embarazada? Yo creo que si analizamos nuestras vidas, pensamos que reaccionaremos de una manera ante "x" situación, y cuando pasa... es totalmente distitno... les ha pasado? pues en el embarazo es igual... y yo RESPETO TOTALMENTE todas las posturas, pero tambien tienen que respetar a los que estamos pro-aborto... porque no he oido de nadie que decida compartir su comida o su dinero al hijo no abortado de alguien... o si? para ayudar...??? y lo que predican??? porque desde luego "no es mi responsabilidad, no le voy a dar nada si es cosa de los padres que fueron irresponsables".... y tienen razón.... pero esos padres "irresponsables" aunque lo fueron, probablemente no tengan recursos, no deseen tienen la madurez para seguir juntos ante algo así... y es válido... xq ante esas situaciones, es cuando te das cuenta de la realidad cruda y no estás con alguien pensando en abortar si el preservativo falla... piensas en el amor eterno...pero no es así... por eso soy pro-aborto! aunque los cristianos lo vean mal... tampoco ayudan! y realmente ustedes creen que alguien que abortó se siente muy orgullosa de haberlo hecho??? es algo muy fuerte que p una mujer es muy dificl de superar... pero así como no la ayudará nadie a superarlo, tampoco a tenerlo... y sólo recibirá críticas.... o alguien pensó en hacer un blog pro-ayuda de los que quieren abortar, para que no lo hagan??? alguien busco juntar fondos de apoyo si lo economico es el problema? o alguna fundación que ubique posibles padres adoptivos??? VERDAD QUE ES MUY FÁCIL CRITICAR?? SIN APOYAR... YO ABORTÉ HACE UN AÑO... Y AUNQUE TODAVÍA NO LO SUPERO... ELEGÍ POR UN FUTURO QUE NO SOLO SERÁ PARA MI, SINO PARA HIJOS, SI DESPUES TENGO LA BENDICIÓN DE TENERLOS, Y NO LO HICE POR SER DESCORAZONADA, XQ ME DUELE Y MUCHO, PERO QUIEN IBA A VER POR MI Y AYUDARME SIN CRITICARME??? LOS CRISTIANOS??? ELLOS NO, Y DIOS SI, Y ES EN QUIEN ENCONTRÉ LA FUERZA PARA SEGUIR Y PARA TRATAR DE PERDONARME A MI MISMA... PORQUE A DIFERENCIA DE LOS CRISTIANOS, DIOS NO ME JUZGÓ, ME BRINDÓ UNA OPORTUNIDAD... MIENTRAS LAS PERSONAS JUZGAN SOLAMENTE....... DEBERÍAN PENSAR EN ESO....

    ResponderEliminar
  11. Querida Anónima, Tú dices "alguien pensó en hacer un blog pro-ayuda de los que quieren abortar, para que no lo hagan??? alguien busco juntar fondos de apoyo si lo economico es el problema? o alguna fundación que ubique posibles padres adoptivos???"

    Pero yo ya había escribí en mi comment, si te has tomado la molestia de leerlo:
    "[deberíamos] organizar ONG's y centros de ayuda a las embarazadas que lo soliciten, que ofrezcan información, alternativas y ayuda eficaz (material, médica, psicológica, etc.) para la mujer que no está segura de abortar, que desea evitar el aborto, o que ya abortó y afronta sus consecuencias".

    Tú te lamentas de que no ibas a encontrar ayuda, pero dime, ¿se te ocurrió siquiera pedirle ayuda a alguien? Seguramente que no, en ningún momento lo mencionas. Al parecer diste por sentado que estabas sola y que nadie te ayudaría.

    Eso DEMUESTRA que la insistente propaganda de las abortistas efectivamente está convenciendo a las mujeres de nuestros países --como tú-- de que no encontrarán más salida que abortar. En nuestros países no se promueven dichos centros de ayuda para embarazadas (que sí hay en países desarrollados) sino que se les machaca a las mujeres que la solución es aborto y que por eso hay que legalizarlo. ESO ES MAYOR RAZON AUN para que los pro-vida alcemos nuestra voz oponiéndonos a estas propagandistas.

    Si Jesús perdonó a los pecadores, no somos nosotros los llamados a condenarte. Nosotros hablamos fuerte PARA EVITAR QUE UN NIÑO MUERA: pero, después de consumado el hecho de lo que se trata es de evitar que se repita. Pero ojo, asume tu responsabilidad moral por ese crimen (Dios perdona a quien sinceramente se arrepiente) Y DEJA DE ECHARLES LA CULPA A LOS DEMAS. No actúes como los delincuentes que evaden su responsabilidad aduciendo que su familia no los formó, que sus padres les pegaban mucho, que la sociedad no los ayudó, que no les dieron tratamiento psicológico, qen fin. Tú elegiste TU camino, tú elegiste recorrerlo sola, y ahora sólo de ti depende aceptar la ayuda de Dios para salir de él.

    Y claro, puedes ayudar a otras mujeres dando testimonio de tu experiencia personal.

    ResponderEliminar
  12. estimada D.I. es bien facil decir "deberiamos hacer ongs", "deberiamos hacer tal cosa..." pero de ahi al hecho quisera ver si te decides a concretar algo, por lo demas esas opciones no son la solucion a un problema tan complejo.
    Es muy facil culpar y llamar delincuente a la gente y es bien comodo hablar sin conocer la realidad, cuando pases por una experiencia asi creo que tendras derecho a juzgar a los demas tan duramente como si tuvieras la patente de Dios para eso.
    ¿La soberbia no era pecado para los catolicos?

    ResponderEliminar
  13. Paraggi: yo no me limito a dar mi opinión sino que hago propuestas. Me gustaría concretar alguna de ellas (de hecho, estoy en averiguaciones) pero, ¿es tarea sólo mía ayudar a conservar las vidas de tantos niños en peligro, nacidos o no?

    ¿Tú, te comprometerías a apoyar alguna iniciativa en este sentido, mía o de otra persona? Si alguien lograse abrir un centro de ayuda y te convoca como voluntario, ¿aceptarías?... Si no fuera tan cómodo zafar el cuerpo de la responsabilidad propia y decir "ya que no puedo evitarlo, que se legalice", no habrían tantos casos trágicos.

    Me dices que estoy juzgando a los demás. Yo sólo empleo términos legales precisos. Piensa: ¿llamar "delincuente", o "filicida" o "infanticida" a quien mata a un niño es juzgarlo? Perdóname si te parecen palabras muy fuertes, pero a mí me enseñaron en la universidad (no en ninguna iglesia) que esas palabras, que según tú son "juicios soberbios" de mi parte, SE USAN PARA REFERIRSE AL INDIVIDUO QUE COMETIO delito, filicidio o infanticidio, respectivamente. No son juicios de valor. Ni que estuviese insultándola, o colgándole una tira de adjetivos negativos o amenazándola con la condenación eterna.

    Claro que ahora está de moda que los asesinos rechacen su responsabilidad y se declaren inimputables porque no les dieron suficiente teta cuando eran bebés o por "X" motivos similares. Sí, estoy exagerando deliberadamente, pero es que creo que acá yo no soy la paternalista, sino tú. La tolerancia, desgraciadamente, muchas veces se confunde con indulgencia, y esa indulgencia lleva a toda clase de excesos en nombre de la libertad individual.

    Ya que cuestionas a quienes "nunca se han visto en esa situación" ¿Cómo te sentirías si tu novia sale encinta accidentalmente y decide por su cuenta abortar a tu hijo, aunque tú le ofrezcas acompañarla yo apoyarla en todo? ahí tienes para pensar... Y dime, ¿sólo quien ha vivido eso puede opinar? Bajo ese punto de vista, sólo los asesinos podrían juzgar a otros asesinos.

    Bueno, pasando a otra cosa... creo que te conozco. Si eres quien creo, me parecen muy loables tus iniciativas de ayudar a niños pobres y llevarles juguetes en Navidad (de hecho mi marido y yo te hemos donado alguna vez, cuando has avisado). Cuando necesites más voluntarias, avísame nomás. Hay muchas formas de ayudar a la niñez desamparada. Pero también hay muchas otras causas por las cuales trabajar en este mundo. Y creo que no debemos dejarnos cegar por las propagandas en boga.

    ResponderEliminar