Ni político ni HÉROE

El fotoperiodista camboyano Dith Pran, sobreviviente del genocidio camboyano, falleció ayer a la edad de 65 años. Su historia inspiró el filme Los gritos del Silencio (The Killing Fields, 1984) que fue interpretado por otro sobreviviente de los campos del exterminio: el médico Haing S. Ngor.


Dith Pran posteriormente trabajó para denunciar los horrores del régimen de los Khmeres Rojos dirigido por Pol Pot en Camboya, creando una organización para ese propósito.
Parte de mi vida es salvar vidas. No soy un político ni un héroe. Soy un mensajero. Si Cambodia va a sobrevivir, necesitará muchas voces.
Lo que me recuerda a ciertos intelectuales como Noam Chomsky que minimizaron este genocidio merced a su patológico antiamericanismo.

Tags: , , , , .

7 comentarios:

  1. qué bueno que nos cuentes de esto, Guille!

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Ja, ahora dices que Chomsky "minimizó" el genocidio. Antes decías que lo "negaba".

    ¿Será que nunca existieron los documentos donde "negaba" que el genocidio había sucedido?

    ¿Ya ves que eres un relativista?

    ResponderEliminar
  3. Chomsky comenzó negándo el genocidio polpotiano tal como él mismo lo reconoce en su nota excusatoria Distortions at Fourth Hand. Se excusa por la falta de información "seria" y "objetiva".

    ResponderEliminar
  4. Yo ya expliqué cómo el artículo de Chomsky fue descontexttualizado y manipulado para decir lo contrario de lo que estaba diciendo. Hace mucho tiempo, le mostré al blogger el texto completo y nunca pudo refutar mi observación. Me dijo que buscaría las pruebas y hasta ahora las estoy esperando. No es necesario mentir para repudiar como se debe el genocidio perpetrado por los comunistas en Camboya.

    ResponderEliminar
  5. En el texto de Chomsky "Distortions at Fourth Hand" que cita y comenta trabajos de otros autores para justificar que el negó en un principio el genocidio porque no había "información seria" ni "autorizada", se puede encontrar esto, sobre lo escrito por el periodista frances Ponchaud:

    1. Su libro es "serio y merece leerse" ("Serious and worth reading")
    2. Despues dice que "va rápido y es flojo con citas y números" ("Ponchaud plays fast and loose with quotes and with numbers") con un importante "slogan".
    3. Continua diciendo que su abordaje es descuidado en muchos puntos significativos y que es, en el mejor de los casos, testimonios "de segunda-mano" por basarse en lo dicho por refugiados.
    4. Finalmente señala que el trabajo de Ponchaud tiene "sesgo y mensaje anticomunista" ("Ponchaud's far more substantial work has an anti-Communist bias and message") y que por eso se prestaba a manipulaciones y distorsiones "de cuarta mano".

    Chomsky traslada su "indefinición" a un debate bizantino sobre la autoridad de sus fuentes que califica según su gusto y conveniencia. Tal como es su costumbre refiere toda clase de fuentes incluso las mas oscuras y dificilmente verificables (en otro texto suyo dice que tomó una afirmación de un organización independiente finlandesa) para dárselas de mejor informado que cualquiera y, por tanto, atribuir sus errores a otros.

    Esta forma delirante de hacer análisis criticos es una constante en su obra política. una de sus últimas metidas de pata la pueden ver aquí. Como siempre jamas acepta sus errores sino que los explica con nuevos alambiques para endilgárselos a "fallos del sistema" .

    Si esto es un intelectual serio y sensato, yo soy la Pantoja ;-)

    ResponderEliminar
  6. Anónimo4:44 p. m.

    oe, qué loco, recuerdo hace años como durán y salas le pedían casi a diario a guille que demostrará lo que había afirmado... y ahora, de casualidad, encontre esta entrada.

    Para variar, salas le ha dado su tas-tas a guille por agrandado, tranquilo chibolo.

    ResponderEliminar
  7. Pues ahi lo tienes arriba tuyo, que ene veces se los he expicado. El problema no son las pruebas, sino que no son de su gusto. XD

    ResponderEliminar