VIERNES SANTO


No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido;
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.
Tú me mueves, Señor; muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido;
muéveme ver tu cuerpo tan herido;
muévanme tus afrentas y tu muerte.
Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.
No tienes que me dar porque te quiera;
pues aunque cuanto espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.


Soneto de autor desconocido.


Texto: vía Etimologías
Foto: La Crucifixion de Masaccio (1426)

Tags: ,

5 comentarios:

  1. Guille ,pasa por el Blog
    http://comunismogenocida.blogspot.com
    a recoger tu premio


    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:35 p. m.

    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/arzobispo/Pamplona/defiende/dignidad/muerte/Cristo/tuvo/cuidados/paliativos/elpepusoc/20080321elpepusoc_3/Tes

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6:55 p. m.

    Hola Ratoncito,

    ¿Para cuando una nota sobre los nuevos pecados capitales que el vaticano propone?

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11:50 a. m.

    concuerdo con el anonimo anterior roedor... extrañamente guardas silencio sobre el tema(¿?).
    Vamos roedor, filosofemos un poco.
    Atte
    WACO

    ResponderEliminar
  5. Claro que si, aunque eso de los 7 pecados capitales hac tiempo que no se le da lucha bola en la Iglesia. El mismo catecismo dice que son referenciales y que su listado tiene caracter pedagogico. Ya tocare el tema por si la prensa intenta pontificar sobre eso de nuevo je je

    ResponderEliminar