¡Chato, CHATO! ¿Por qué nos has abandonado?


El icono de la progresía local y arquetipo del periodista impajaritable, el pacifista, antimperialista, antineoliberal, antietcétera César Hildebrandt, ha salido repentinamente de la pantalla, dizque de mutuo acuerdo con los directivos del canal.

En su último programa, pasional como siempre, se deshizo en halagos por un cuento sobre los toros a la vez que casi rompe en llanto tocado por la bestialidad de los aficionados a la tauromaquia. Además aprovechó una información a medias para despotricar contra el TLC al extrapolar situaciones e intenciones. A esto último le contestó vía telefónica el ministro Alfredo Ferrero (por enésima vez) acordando una entrevista (ídem) para aclarar el tema del capitulo agrario que tantas "suspicacias" genera. Obviamente la entrevista no se va dar, como que tampoco Hildebrandt no hará las rectificaciones convenientes sobre éste y otros muchos exabruptos suyos.

Recordemos que hace unos meses se enfrascó en una confrontación con la conductora del canal vecino Rosa María Palacios sobre la difusión de unos audios y testimonios. No se aclaró completamente el asunto pero entonces fue evidente cómo le preocupaba el rating de su programa, por más que lo negara.

La salida de Frecuencia Latina ha sido abrupta, y huele a pataleta. Pero ¿A donde irán él y sus acólitos? ¿Al 5 o al 13, ambos de Genaro Papa Upa? ¿Al 4 donde está Rosa M. Palacios y donde participan sus archienemigos de "El Comercio"? ¿Al 9 de los Vera Abad con Magaly? O quizá al 7 donde, siendo canal del estado, la independencia permite programas como los de Giacosa, M. A. Denegri.

A lo mejor se dedicará a la prensa escrita y fundará un nuevo pasquín sartreano como el "Liberación" (imitación del Libération de Francia) que después se vendió al fujimorismo (El Libération francés se vendió a los Rothschild). Pero si no vuelve por la pantalla, la verdad no nos perderemos de mucho. Se le extrañará su bilis, su verbo hepático y alguna de sus reporteras, pero ya es hora que otro chato, menos amigo de los J. 10-Canseco, y Velazcos, mas fresco y menos arrebatado, asome por el horizonte.

Un minuto de silencio por el fenecido.
No, 30 segundos serán suficientes... quizá diez?
Mejor hacemos fiestaaa!! Yeee!!!

, , .

2 comentarios:

  1. Y mas amigo de Rey Rey, de Woodman y mas liberal-conservador (insisto ... como se pueden mezclar ambas cosas) pues la tele esta llena de progres... no?

    ResponderEliminar
  2. Es cierto, a pesar de sus disforzados comentarios nuestro querido Cesar ya estaba en la fase de Gisela...mejor abdicar y que te extrañen cinco a que te levanten en peso.

    ResponderEliminar