¡ HEREJÍA !


La película The Lost City (2005) de Andy García, cuyo guión fue escrito por el novelista Guillermo Cabrera Infante, esta siendo vetada en festivales de cine y en algunos países sudamericanos por mostrar al Che Guevara como un personaje sanguinario.

Hay festivales de cine que no mostrarían este filme. Esto continuará sucediendo por la gente que no quiere ver manchada la imagen del Che, y por aquellos que apoyan al regimen castrista, el cual tiene aún muchos simpatizantes en esos países.
La gente piensa que Castro es un salvador, que se preocupa por los niños y los pobres. Esto es puro lavado de cerebro. En los 45 años desde que Castro tomó el poder, Cuba ha estado entre los países que más cometen violaciones contra Derechos Humanos por 43 años. Estas personas cierran los ojos ante tales atrocidades.
Es triste reconocer que la maquinaria de Hollywood aún quiere aprovecharse de la imagen idí­lica de la revolucion cubana, de sus guerrilleros de pelo largo y rosarios al cuello, que no quiere dañar esa imagen que aún genera millones de dólares, y le otorga un Oscar de consolación a un filme menor como Diarios de Motocicleta (2003), porque brinda la imagen del Che Guevara que ilustran miles de camisetas de los esperanzados del mundo.

La dolorosa verdad es que Andy estuvo 16 años tratando de encontrar inversionistas para llevar a cabo su sueño de contar una historia que muestra la cara cruel de la revolución cubana, y a un Che Guevara, que lleva a cientos de cubanos al paredón de fusilamiento. Si Andy consiguió a inversionistas para filmar la polémica historia, fue con la promesa de encontrar distribuidores en Europa.



Via Daniel Rodriguez Herrera

2 comentarios:

  1. Peor son aquellos que usan sus camisetas, sus poster, su peinado, pero ni siquiera saben que hizo o quien fue: solo que era el che. (Yo no se, ni me interesa: la verdad se muy poco).
    Mi mama tenia una foto de Jesucristo en el tablero de su carro. El joven que lo cuidaba, cuando se acerco a pedir su sol, nos dice: "WOW, que bacan, tiene al che: me encanta". Le encanta y ni siquiera puede reconocer a su 'idolo'?

    ResponderEliminar
  2. Ah... sí, ojalá que rodos fuesen como la Iglesia Católica que no tiene ni una gota de sangre en sus manos... ni siquiera la de Juan Pablo I

    ResponderEliminar