EL DIAMANTE DE LAS FARC

La candidata a la presidencia de Colombia, Ingrid Betancourt cumplió recientemente 5 años secuestrada por las FARC. Si no ha sido asesinada todavía es porque representa un inmenso capital político para los objetivos de la organización terrorista, su "diamante": fuera de Colombia los solidarios con la secuestrada, especialmente el gobierno francés, se abstienen de condenar a la organización terrorista, y presionan al gobierno colombiano para que no aplique soluciones que puedan poner en riesgo la vida de la Sra. Betancourt, como la militar. El mundo al revés.

con evidente malestar, el periodista colombiano Saúl Hernández Bolivar dirige un mensaje a la secuestrada: A Ingrid Betancourt, secuestrada por las FARC

Respetada señora: Lleva usted cinco años en poder de un grupo de asesinos, sufirendo unas condiciones de cautiverio infrahumanas, en el peor aislamiento de que pueda ser objeto un individuo. Entre tanto, los guerrilleros presos en las cárceles colombianas tienen todas las garantías procesales, las visitas que quieren... y la libertad a la vuelta de la esquina. Jefes guerrilleros como Francisco Galán o Yesid Arteta salen más rápido de la cárcel que un ladrón de gallinas, a menos que sean extraditados a EEUU (sin embargo, a mucha gente le parece que esto último es agachar la cabeza ante el "imperio").
(...)
Muchos se preguntan por qué genera usted tanta solidaridad en Francia y el resto de Europa y tan poca en Colombia. En Francia se vendieron miles de ejemplares de su libro, La rabia en el corazón, en el que usted se pinta como una niña rica que decidió arriesgar hasta la vida para salvar a un país donde todos eran delincuentes menos usted. Es decir, se erigió en la reencarnación de Juana de Arco... y allá se lo creyeron. Aquí, en cambio, se la ve como lo que es: una niña rica y arrogante que pasa por encima de todo el mundo sin medir las consecuencias de nada.
No hay sino recordar el episodio de su secuestro: se le dijo, se le aconsejó, se le insistió que no se adentrara en territorio de la guerrilla, arriesgando su vida y la de sus acompañantes; pero pudo más la ambición de dar un golpe publicitario en plena campaña electoral. En un retén militar le exigieron firmar un documento que la responsabilizara por su vida en caso de seguir adelante, y usted, ni corta ni perezosa, lo firmó.
El texto completo aquí.

Vía Libertad Digital

Tags:

2 comentarios:

  1. renegade ghost11:04 a. m.

    No entiendo. ¿Qué gana o pierde Francia con que se mantenga viva o muerta a la señora Betancourt?
    No sabía los pormenores de su secuestro, pero todo indica que su desgracia es consecuencia lógica de su imprudencia. Cuando están en campaña electoral los candidatos políticos son capaces de cualquier cosa por unos votos. ¿Recuerdas cuando un candidato presidencial peruano pernoctó en una barriada para “demostrar” su compromiso social con los pobres? ¡Diosito Santo! ¿Por qué no permitiste que mil zancudos picotearan su burguesa humanidad para que le inocularan el dengue más virulento, el más hemorrágico, el más punzante? Esta es una de las razones por la que no creo en ti. !Fuck!

    ResponderEliminar
  2. qué horror! y quién financia a las FARC????

    ResponderEliminar