MITOS sobre el CONFLICTO en IRAQ (I): CHELITORIAL

Mientras los pacifistas en todo el mundo muestran su afilada dentadura para exhibir sus ansias de paz y su desazón por la intervención en Iraq, en el blog del ratón daremos un repaso a algunos de los lugares comunes más populares en los medios por los cuales el conflicto en Iraq se ha convertido en la confrontación política mundial más importante desde la guerra fría.

Antes de comenzarrr un breve editorial:


*********CHELITORIAL**********

La guerra de Iraq como cualquier guerra no solamente es inmoral, sino estúpida. Sin embargo tan inmoral o estúpido como la guerra misma es pretender justicia reduciendo su realidad al mero acto de agresión por parte de una entidad (la coalición), sustrayendo las -graves- responsabilidades que han tenido otros actores en la región.
Está claro que la cobertura mediática del conflicto adolece de necrofilia y sensacionalismo, algo común tratándose de una guerra, pero que en el caso de Iraq tergiversa totalmente su realidad de tal forma que sirve de panfleto político contra el poder norteamericano. Esto es particularmente evidente en los movimientos pacifistas que no proponen más que la retirada sin importarles las graves consecuencias que ello acarrearía para los propios iraquíes.
Desde este bacterialmente minusculo espacio de la web siempre he sostenido que el presente conflicto se debe a causas más complejas que la mera amenaza de las armas de destrucción masiva o el control del petróleo. Sin embargo, política y mediáticamente estos últimos son los únicos factores que entran en consideración de cara a la opinión pública en su mayoría carente de método y recursos para manejar la información que se le ofrece. En todo esto se ha apelado constantemente a la subjetividad de tal forma que las diversas posturas alrededor del tema se tornan incomunicables.
Tal es el empobrecimiento de la reflexión merced a esta situación que cualquier dato que amplie o contradiga lo ampliamente aceptado se toma inmediatamente como posición contraria o cambio de signo "inaceptables". Nunca antes el coro de la "corrección política" ha sido tan febrilmente intolerante con las informaciones o posiciones alternativas que -en el colmo de la mediocridad- son valoradas en función al emisor (ad hominem) y no a su contenido o contingencia. De un tiempo a esta parte, se cree que el valorar las cosas, las estaturas morales, implica tomar partido, lo que convierte en sospechosa toda búsqueda de la verdad.
A donde lleva este juicio viciado es a ninguna parte. Como sabrán los cuatro gatos que me leen con cierta constancia la sola exposición del tema enciende ciertos botones mentales -el cargamontón- que suelen distraer la atención del punto central. Si bien es interesante debatir esos otros temas, tal dispersión solo me indica una cosa: evasión.
Con el riesgo de ser catalogado como fascista, pro-yanqui, genocida o venido de Marte, comenzamos la fiesta.
Próximo post: LAS ARMAS DE DESTRUCCIÓN MASIVA

Tags:

4 comentarios:

  1. Chispas, Ratón, tu editorial parece indicar que vienes recargado, corregido y aumentado.
    Ok. Leamos los “mitos” a los que te refieres.
    Bring it on!

    ResponderEliminar
  2. A ver Guille si tu concienzuda investigación descubre las armas que Bush no encontró :-)

    ResponderEliminar
  3. Bueno, solo para variar escuchar un cacareo distinto a la mayoria de los otros en la web. Y lo peor, vienen con sorpresa.

    ResponderEliminar
  4. vaya que si. :)
    Veran ke no les defraudare. >:)

    ResponderEliminar