CHARLTON HESTON

En el Perú estábamos acostumbrado a verlo en películas bíblicas y épicas durante la Semana Santa. Para muchos era, por tanto, "la semana de Charlton Heston". El formidable actor e importante activista por los derechos civiles (contra la segregación racial hasta la libertad de expresión) acaba de partir hacia el encuentro con ese otro gran personaje de sus películas: DIOS


Los medios han descrito Heston de diferentes formas de acuerdo a las filias y fobias del momento. Sin embargos pocos como él han sabido mantenerse en su propia línea sin temor a la presión mediática que no ha escatimado recursos para desprestigiarlo, tal como hizo Michael Moore en "Bowling for Columbine" al manipular sus palabras en defensa del derecho de reunión y de las libertades básicas (traducción por Mareparvum):
Quiero también aplaudir vuestro valor al venir hoy aquí. Por supuesto, tenéis derecho a estar aquí. Como saben, hemos cancelado las festividades, la camaradería de que normalmente disfrutamos en nuestras reuniones anuales. Esta decisión ha dejado perplejos a algunos y ha supuesto un inconveniente para millares. Como su presidente, pido disculpas. Pero es adecuado y decente que hagamos esto. Porque los miembros de la NRA somos, sobre todo, americanos. Esto significa que, cualesquiera que sean nuestras diferencias, nos respetamos mutuamente y permanecemos unidos, especialmente en la adversidad.
Tengo un mensaje del alcalde, el señor Wellington Webb, el alcalde de Denver. Me envió esto, y dijo 'No vengan aquí. No les queremos aquí'. Le dije al alcalde, bien, mi respuesta al alcalde es: yo me presenté voluntario para la guerra a la que querían que fuese cuando tenía dieciocho años. Desde entonces he hecho algunos recadillos para mi país, desde Nigeria a Vietnam. Sé que muchos de los que estáis en esta sala podríais decir lo mismo. Pero el alcalde dijo que no viniéramos.
Lamento eso. También lamento los anuncios en los periódicos que dicen lo mismo, que no vengamos. Este es nuestro país, como americanos somos libres de viajar a donde queramos en nuestra ancha tierra.
Dicen que crearemos distracción en los medios, pero nos han precedido aqui cientos de equipos de noticias. Dicen que crearemos distracción política, pero no es la NRA la que estado presionando en busca de ventaja política, convocando conferencias de prensa para proponer grandes paquetes de nueva legislación.
Aún dicen que no vengamos. Supongo que lo que más me entristece es que eso sugiere complicidad. Implica que vosotros y yo y ochenta millones de honrados poseedores de armas somos de algún modo culpables, que no nos importa; nos importa tanto como a ellos; o que no merecemos estar tan conmovidos y horrorizados como cualquier otra alma en América, doliéndonos por la gente de Littleton.
Que no vengamos. Es ofensivo. También es absurdo, porque vivimos aquí. Hay millares de miembros de la NRA en Denver, y decenas y decenas de millares en el estado de Colorado.
Miembros de la NRA trabajan en las fábricas de Denver, pueblan las facultades de Denver, gestionan las corporaciones de Denver, juegan en los equipos deportivos de Colorado, trabajan en los medios de comunicación a lo largo de Cross Range, son padres y profesores y entrenadores de los niños de Denver, acuden a las iglesias de Denver y representan orgullosamente a Denver en uniforme en los océanos del mundo y en los cielos de Kosovo en este mismo instante.
Hay miembros de la NRA en el Ayuntamiento, Fort Carson, el NORAD, la Academia de la Fuerza Aérea y el Centro de Entrenamiento Olímpico. Y sí, seguramente hay miembros de la NRA entre los héroes de los equipos de policía, bomberos y SWAT que arriesgaron sus vidas para rescatar a los estudiantes de Columbine.
¿Que no vengamos? Ya estamos aquí. Esta comunidad es nuestro hogar. Toda comunidad de América es nuestro hogar. Somos una organización de ciento veintiocho años de edad del tronco de América. La ética de la Segunda Enmienda, de posesión legal y responsable de armas, abarca la más amplia sección transversal imaginable de la vida americana.
Así pues, tenemos el mismo derecho que todos los demás ciudadanos a estar aquí. A ayudar a soportar la aflicción, y compartir nuestro dolor, y ofrecer nuestra respetuosa y firme voz al discurso nacional que ha brotado alrededor de esta tragedia.
"La corrección política es tiranía con buenos modales" - Charlton Heston

Tags: , .

1 comentario:

  1. Anónimo12:56 p. m.

    Y la entrevista en la misma cinta, Moore, preguntandole malcriadamente a un hombre anciano, posiblemente enfermo.Un imbecil el Moore. Nunca mas pienso ver una pelicula de ese manipulador.

    ResponderEliminar