Fidelidad y Entrega

Juan Pablo II
A tres años de la muerte de nuestro recordado Juan Pablo II, recuerdo estas palabras suyas en su carta apostólica Salvifici Doloris sobre el sufrimiento:

Siguiendo la parábola evangélica, se podría decir que el sufrimiento, que bajo tantas formas diversas está presente en el mundo humano, está también presente para irradiar el amor al hombre, precisamente ese desinteresado don del propio « yo » en favor de los demás hombres, de los hombres que sufren. Podría decirse que el mundo del sufrimiento humano invoca sin pausa otro mundo: el del amor humano; y aquel amor desinteresado, que brota en su corazón y en sus obras, el hombre lo debe de algún modo al sufrimiento.
Sobre su agonía les recomiendo leer estos interesantes comentarios:
Tags: , .

1 comentario:

  1. Mi estimado, en mi blog he colocado un video y unas reflexiones. Pasa a verlos. :)

    ResponderEliminar