"Dejad que vaya al Padre"

Como le sucedió a Jesús, también en el caso de Juan Pablo II las palabras dejaron lugar al final al último sacrificio, la entrega de sí. Y la muerte fue el sello de una existencia totalmente entregada a Cristo, conformada con Él incluso físicamente con los rasgos del sufrimiento y del abandono confiado en los brazos del Padre celestial. «Dejad que vaya al Padre», estas palabras --testimonia quien estuvo a su lado-- fueron sus últimas palabras, cumplimiento de una vida totalmente orientada a conocer y contemplar el rostro del Señor.
De la homilía de Benedicto XVI en el tercer aniversario del fallecimiento de Juan Pablo II. Vía Zenit.

Suscribo lo que dice nuestro colega blogger Milanta: Hace 3 Juan Pablo II completó su misión (incluye videos)

Juan Pablo II en el Perú:



Tags: , .

1 comentario:

  1. Guille, leí la homilía completa. Muy buena. Tiene una claridad especial Benedicto XVI. Vamos a ver que dirá en Pentecstés.

    ResponderEliminar