Victoria del Narcotráfico


Digan lo que digan, la victoria de Evo Morales en Bolivia es la victoria del narcotráfico en cuyo carro se sube el Socialismo. Bajo las máscaras seductoras del nacionalismo, indigenismo y, como no, la Democracia, los cocaleros han convertido su lucha por continuar en el negocio (el del narcotráfico) en asunto de justicia social y cultura. No importa si la producción se va a destinar a la elaboración de droga y, en consecuencia, a la destrucción de la vida de millones de personas: para el esencialismo cultural -y el mismo "neoliberalismo salvaje"- el asunto acaba en los campesinos y en la Resistencia Indígena.

Siendo el del narcotráfico un negocio millonario, las abultadas ganancias que genera se concentran en los traficantes más no en los productores y provedores de la materia prima. Obviamente en el discurso "social" de los cocaleros del MAS no se trata este pequeño detalle, porque la transnacional economía de la coca no es asunto del socialismo como si lo son el neoliberalismo, la globalización, etc. Por eso perlas como esta se convierten en un monumento a la viveza:
"Déjennos que enfrentemos la pobreza con nuestros recursos naturales y eso es nacionalizar todos los recursos, no sólo el gas"

El mundo podra vivir sin Bolivia, pero Bolivia no puede vivir sin el mundo. Cuando la inversión extranjera desaparezca y Bolivia se hunda, Morales dirá que la culpa lo tienen el capitalismo neoliberal, los USA, el FMI, el BM, el ALCA, el TLC, el ABC, etc. Como la doctrina de echarle la culpa al otro satisface las mentes pauperizadas, lo reeligirán igual que a Chávez. Menudo tercermundismo.

Con el hipanohablante indigenista radical de nombre español Evo Morales ya son 3 los super-demagogos que bajo el pretexto de sacar de la pobreza a sus pueblos, convierten sus paises en gigantescas prisiones y a sus ciudadanos en cobayas del mismo experimento social. Bolivia competirá con Venezuela y Cuba por ser la nación más ruinosa de hispanoamérica.

Tags: , , , .

3 comentarios:

  1. Tranquilo nomas.... en poco tiempo caera y se aburguesara como Lula abandonando todas sus promesas.
    Lo malo de esto es que si no cumple sus promesas el caos sera peor que el que ya vimos antes.

    ResponderEliminar
  2. Guille, y cómo la ves, ¿seguirá el Perú esta senda decadente?

    ResponderEliminar
  3. contra, contra... hay ke tener fe en que los medios no se fascinaran ante la figura "contracorriente", "outsider", "alternativa" de Humala y le hagan propaganda gratuita...
    A rezar a todos los santitos porque nuestra prensa peruana deje de ser prensa peruana.

    ResponderEliminar