¿Alejarnos de la Política?

¿Se pueden decir a la vez tres cosas distintas sobre un mismo hecho? Los muchachos de Reuters demuestran que sí. El sugerente titular de su noticia sobre la homilía del Papa Benedicto XVI en la misa de inauguración de la Conferencia del Episcopado Latinoamericano "Papa pide a Iglesia alejarse de política e ideología" difiere en contenido con la propia noticia, como del fragmento citado del discurso papal:

Benedicto XVI pidió el domingo en Brasil a la jerarquía católica latinoamericana centrar su acción pastoral en la fe y no en la política ni la ideología, en un rechazo a las tendencias izquierdistas que por años influenciaron la Iglesia en la región.
La exhortación fue hecha por el Papa en la jornada final de una intensa visita de cinco días al país, en la que fue aclamado por 150.000 personas en Aparecida, a 167 kilómetros de Sao Paulo, donde abrió una decisiva cumbre de prelados que definirá el rumbo del catolicismo en América Latina.
"No es una ideología política, ni un movimiento social, como tampoco un sistema económico; es la fe en Dios Amor, encarnado, muerto y resucitado en Jesucristo, el auténtico fundamento de esta esperanza que produjo frutos tan magníficos desde la primera evangelización hasta hoy", dijo el Pontífice.
Una cosa es proclamar lo que no es la fe, y otra muy distinta que sea un pedido de alejamiento de la política (o de la ideología). Si bien es preciso centrar la acción pastoral en la fe y no hacer de ella un discurso político o ideológico, esto no significa que los miembros de la Iglesia debamos abstenernos de participar en estos aspectos importantes de la vida en sociedad. Todo lo contrario, no sólo tenemos el derecho como ciudadanos, sino el deber: en la constitución pastoral Gaudium et spes (Concilio Vaticano II) se habla de la necesidad de evitar la dicotomía entre la fe y la actividad social. A través de sus hijos la Iglesia presta ayuda al dinamismo humano:

43. El Concilio exhorta a los cristianos, ciudadanos de la ciudad temporal y de la ciudad eterna, a cumplir con fidelidad sus deberes temporales, guiados siempre por el espíritu evangélico. Se equivocan los cristianos que, pretextando que no tenemos aquí ciudad permanente, pues buscamos la futura, consideran que pueden descuidar las tareas temporales, sin darse cuanta que la propia fe es un motivo que les obliga al más perfecto cumplimiento de todas ellas según la vocación personal de cada uno. Pero no es menos grave el error de quienes, por el contrario, piensan que pueden entregarse totalmente del todo a la vida religiosa, pensando que ésta se reduce meramente a ciertos actos de culto y al cumplimiento de determinadas obligaciones morales. El divorcio entre la fe y la vida diaria de muchos debe ser considerado como uno de los más graves errores de nuestra época. Ya en el Antiguo Testamento los profetas reprendían con vehemencia semejante escándalo. Y en el Nuevo Testamento sobre todo, Jesucristo personalmente conminaba graves penas contra él. No se creen, por consiguiente, oposiciones artificiales entre las ocupaciones profesionales y sociales, por una parte, y la vida religiosa por otra. El cristiano que falta a sus obligaciones temporales, falta a sus deberes con el prójimo; falta, sobre todo, a sus obligaciones para con Dios y pone en peligro su eterna salvación.
Otra cosa, claro, es que lo proclamado por la Iglesia ante la sociedad sea incómodo para ciertos grupos o intereses políticos. Si no nos encontramos alejados de la vida política, seguramente querrán excluirnos de ella a como de lugar.

Así entienden el laicismo algunos. Bendita "democracia":

quema de iglesias durante la II República española
quema de iglesias durante la II república española
Quema de iglesias y persecución religiosa durante la II República española (1931-1939)

Santo Tomás Moro, patrono de los políticos


Tags:

1 comentario:

  1. Pues lo que hace el Arzobispo de Pamplona no se como la calificas.

    Prefiero a lo que me decia el profesor Burns sobre la opcion preferencial por el pobre, y los textos de Torres Queiruga en contra de la piramide sacrificial.

    ResponderEliminar