¿Alentando los CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD?

Según este estudio, los Tribunales Penales Internacionales (International Criminal Tribunals - ICT) no serían lo suficientemente disuasivos para los tiranos, dictadores y otras lacras. Una justicia internacional les brindaría una oportunidad de salir bien librados a comparación de la suerte que les tocaría de caer ante sus enemigos más próximos: muerte, tortura, aprisionamiento, etc. Más aún, la posibilidad de persecución internacional les obligaría a ser más drásticos, exacerbando la comisión de crímenes contra la humanidad por asegurarse la permanencia en el poder, con el aliciente de un derecho internacional cada vez menos tolerante a la intervención extranjera. Por otra parte, la existencia de una justicia supranacional alentaría los conflictos políticos propiciados por oportunistas que se allanarían ante las cortes internacionales, abandonando o deteniendo las reformas institucionales en sus propios países.

(...) prosecution by an ICT will often serve as a weaker substitute, rather than a complement, to pre-existing sanctions. In one situation, however, the threat of ICT prosecution is likely to complement other possible sanctions and serve as a deterrent - where the perpetrator is unlikely to be subject to other sanctions because he is considered to be politically indispensable. But in such circumstances, the ex ante benefits of deterrence from ICT prosecution will likely be outweighed by the ex post harms of prosecuting a spoiler - an individual whose prosecution is likely to generate local political instability. In other words, the prospect of prosecution by an ICT may sometimes exacerbate the risks of humanitarian atrocities. Finally, prosecution by an ICT may also exacerbate conflicts though a political opportunism effect in which local politicians will have an incentive to free-ride off ICT efforts and turn a blind eye to the kinds of institutional reforms that are more likely to prevent future atrocities.
Algo de esto estamos experimentando en el Perú con el affaire Fujimori. En el ámbito internacional podemos constatar, a juzgar por los ayes y rasgaduras de vestidura por parte de la opinión mundial, que personajes como Saddam Hussein no sólamente seguirían vivitos y coleando merced a las cortes internacionales, sino que verían acrecentada su influencia política en las ligas mayores. No es por nada que personajes como Castro se dan el lujo de morirse de a poquitos para mantener sus regímenes intactos.

Vía Barcepundit

Tags:

1 comentario:

  1. Al General Pinochety le hicieron la vida imposible porque tuvo la grandeza de entregar el poder tras una elección democrática.
    Si a él lo llaman "dictador", ¿qué cabe para aquéllos como Fidel Castro, que nunca se va a arriesgar a hacer algo así, por temor a la acción de los Tribunales Internacionales, por ejemplo?

    ResponderEliminar