ESTADO vs. FAMILIA


La palabra "familia" en su acepción tradicional, está cada vez más ausente en los discursos políticos y en las propuestas sociales del estado y de la sociedad civil. La omisión no es gratuita y corresponde con toda una serie de enfoques que se concentran únicamente en ver conflictos y asimetrías entre el hombre y la mujer cuya solución realista no se puede dar ni en el mediano plazo. De allí que poco les interese a nuestros inefables policymakers atender las causas de la desintegración familiar, apoyando las familias monoparentales o "alternativas" en desmedro de la familia nuclear. Más fácil, más rápido, más económico les resulta aliviar sus efectos, asumiendo algunas de sus responsabilidades como el cuidado de los hijos.

En el excelente blog Wonkapistas se comenta el libro de la estudiosa británica Patricia Morgan The War between the State and the Family - How Government Divides and Impoverishes (La guerra entre el Estado y la Familia: Como el gobierno divide y empobrece), acerca de los efectos negativos que tienen las políticas públicas sobre la familia en el Reino Unido:

The willingness of the state to take on the responsibilities of paying for the upbringing of children where parents choose not to take on those responsibilities themselves is at least partly responsible for undermining self-supporting family structures.
La voluntad del estado de hacerse responsable de pagar por la mantención de los hijos donde los padres eligen no tomar esas responsabilidades por si mismos, es en parte responsable de socavar las estructuras de auto-suficiencia familiar.
Aunque se alivian ciertas urgencias, no hay un correlato visible en cuanto a fortalecer la institución familiar, lo que requiere otorgarle más libertad. Todo lo contrario las políticas estatales, de parche en parche, terminarán por suplantar no solo a los padres, sino al individuo.

Tags:

2 comentarios:

  1. Ligeramtne OT, pero me has hecho recordad que hace poco leí en un blog acerca de un estado de USA en donde el gobierno local busca promover una ley en la que se le dara dinero a aquellas mujeres embarazadas que deseen abortar a cambio que continuen el embarazo y entreguen sus hijos.

    El estado a veces quiere hacer las cosas por las razones correctas, pero el camino es el peor.

    ResponderEliminar
  2. y es curioso que, en Alemania, cada día se habla más de "la familia"...

    ResponderEliminar