LAS ARMAS NO SON EL PROBLEMA

... sino quienes las portan:


La masacre de Virginia ha traído de nuevo a colación el viejo debate sobre la tenencia de armas como derecho civil, defendido en los Estados Unidos por la NRA (demonizada por el docutrola Bowling for Columbine de Michael Moore recurriendo a un montaje de las declaraciones de su doblemente demonizado ex-presidente, el actor Charlton Heston). La progresía sostiene que las armas en manos de ciudadanos contribuye con el aumento de la violencia, mientras los defensores de su tenencia aseguran que disuade la delincuencia. Las últimas masacres acaecidas en los USA como en otros países (Alemania, Escocia y Canada) ocurrieron en zonas libres de armas (Gun Free) por mandato de la ley: escuelas y campus de estudio. Sin embargo para el asesino no fue problema planear su crimen consiguiendo el arma.

Al respecto la Asociación Nacional del Arma de España, ANARMA, acaba de publicar un comunicado sobre la tragedia en el Virginia Tech:

No podemos comenzar sin condenar rotundamente un suceso tan abyecto como el acaecido estos días en Virginia. Desde una asociación como la nuestra, compuesta por ciudadanos amantes de las armas de fuego, no podemos sino acompañar a las víctimas y sus familiares en estos momentos de dolor, y sumarnos al ruego de que las autoridades competentes hagan lo necesario para que esto no vuelva a ocurrir.
Sin embargo, también queremos dejar nuevamente muy clara nuestra postura sobre las armas de fuego y su legislación, debido a que estos días estamos asistiendo a una demonización de las armas de fuego y sus propietarios. Es tiempo de recordar que un arma no es más que un objeto inanimado sin voluntad propia.
El suceso acaecido estos días en Virginia es un hecho delictivo. Un luctuoso suceso perpetrado por un delincuente o un desequilibrado. Ahí radica la verdadera clave del problema, y no en la tenencia de armas.
Baste traer a colación en estos casos el paradigmático caso de Suiza, con un ratio de armas por ciudadano (mayormente, fusiles de asalto) mucho mayor que en determinados estados de los EE.UU., en donde este tipo de sucesos es totalmente desconocido. Al igual que en Canadá, con un ratio de armas por habitante muy similar al de EE.UU. Y en donde tampoco se dan este tipo de desgraciados delitos. Podríamos seguir con Suecia, Nueva Zelanda, Alemania....
No, los estudios serios y documentados indican precisamente lo contrario: no es la tenencia de armas de fuego o su número (en manos de civiles) el desencadenante de este tipo de tragedias. No hay una relación directa entre armas y delitos.
El texto completo en este link.

Tags:

1 comentario:

  1. Las armas no son el problema. El problema son algunos hombres. Siempre los pueblos libres tuvieron armas... ¿Que saben los progres de libertad?.

    ResponderEliminar