Un falso demócrata: SALVADOR ALLENDE (II)

No continuaría "bombardeando" la blogósfera nacional con posts sobre el fallecido dictador chileno Augusto Pinochet si no fuera porque la estulticia imperante insiste en convertirme en su defensor o partidario por el crimen-contra-la-humanidad de proponer una mirada sobre el contexto en el que se dió la dictadura en Chile. Casi nadie en el Perú conoce la historia previa, la década de violencia, zozobra y confrontación que, fomentada por el gobierno socialista de Salvador Allende y sus compañeros de viaje, llevaría al golpe militar de 1973.

Como ya hemos dicho, la muerte de Pinochet ha evidenciado que en lugar de caminar hacia la reconciliación, se han ahondado los odios y resentimentos entre los chilenos con la complicidad de ciertos políticos que han concentrado sus acciones "reconciliadoras" en endilgar al pinochetismo toda la responsabilidad de la violencia política que tuvo sus inicios mucho antes del golpe. Tal "memoria histórica" ha servido de panfleto no sólo contra el régimen pinochetista sino contra todo aquello que pueda identificarse con él bajo la fácil etiqueta de "fascismo": (neo)liberalismo económico, iglesia católica, crítica histórica, etc.

Para desmitificar la época del gobierno de la Unidad Popular en Chile, van los siguientes videos políticamente incorrectos, via Youtube:
  • "Tenemos el Gobierno, pero no tenemos el PODER", expresión de militantes de la Unidad Popular cuyo particularísimo concepto de democracia, no es precisamente democrático.
  • "Violencia del Pueblo". Los aliados de la UP, el MIR, proclamando la legitimidad de la violencia revolucionaria.
  • Descontento popular contra el gobierno de Allende. ¿No que el pueblo estaba contento con el paraíso socialista?
  • Clausura de Radios durante el Gobierno de Salvador Allende. Atentados contra la libertad de expresión. "Tanquetazos" contra los medios de oposción al gobierno, ahondando la polarización.
  • Silenciamiento de medios. Ataques sistemáticos contra la prensa y los medios no adictos al régimen por parte de militantes de la UP.
  • Allende disparando con el fusil AK-47 que le regalara Fidel Castro, y que posteriormente usaría para suicidarse en La Moneda.
  • La visita de 25 días de Fidel Castro a Chile (1971). No hace falta ser adivinos para darse cuenta a donde iba la amistad entre Allende y el dictador cubano, quien le proveyó de armas y "personal". Como detalle adicional, una de las hijas de Salvador Allende, Beatriz, se casó con el oficial de inteligencia cubano destacado en Chile, Luis Fernández. Beatriz Allende se suicidaría en Cuba (al igual que su tía Laura Allende Gossens) a donde se exilió a la caída de su padre.
Tags: , , , , , .

7 comentarios:

  1. una democracia debilitada, aunque se dice que para los visires imperiales sovieticos el hombre era muy blando y queria permanecer en dicha democracia.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Guille da Maus, a veces veo que algunos de tus comentarios pones "la derecha"; así entre comillas, como si dudaras del concepto.
    ¿Crees que las divisiones de derecha e izquierda ya no tienen ninguna utilidad?
    Creo que no existe una definición unívoca de lo que es ser "de derecha" o "de izquierda", salvo que se quiera identificar a la derecha con el liberalismo y a la izquierda con el socialismo o comunismo.
    Deben de haber excepciones, pero la mayoría de los que se llaman de izquierda me parecen resentidos sociales.

    ResponderEliminar
  3. De hecho la distincion entre "derechas" e "izquierda" es tan ambigua que raya en lo subjetivo. Los que se autodefinen como de "izquierdas" son los que califican "de derechas" a todo aquel que consideran contrario, y en sentido negativo. Lamentablemente este discurso ha calado en el imaginario colectivo, y no nos queda más que defendernos si somos señalados.

    En el caso chileno agrupaciones "de centro" (la DC por ejemplo, que actualmente integra la concertación) fue echada al saco de "la derecha", y motejeada como "conservadora" pese a su discurso progresista. Y solo porque se opuso al allendismo.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2:47 p. m.

    Sobre la primera frase, la lei en una publicacion chilena de la epoca (lamentablemente al mudarnos ya no nos quedamos con ella), y debes entender su contexto. Se hacia referencia al OBSTRUCCIONISMO del congreso de ese entonces, y que habia que convocar a todos los electores chilenos para respaldar a Allende en las elecciones de esa epoca, porque sino se seguiria con un congreso oponiendose a las leyes y censurando ministros.

    Mas aun en dialogo uno decia "debemos darle duro y al hueso" "No cuñado, no se trata de matar a nadie, tenemos que ganar a los ricos pacificamente con sus propias armas. Vamos a ganar a los momios en su propia cancha". Esto porque? porque la incorporacion de las clases populares al electorado era un fenomeno reciente, y se tenia entonces el concepto de que las elecciones eran cosa de ricos, y justamente lo de Allende era tratar de conseguir respaldo a su proyecto dentro de la democracia, aunque claro como se ha comentado recientemente tambien tenia que lidiar con sectores radicalizados dentro y fuera de la UDP.

    ResponderEliminar
  5. Hazle caso a tu pata Cristián: no te juntes con los izquierdistas...

    ResponderEliminar
  6. jajaja...no me digan que al final iban a DISOLVER...como es eso de que como el congreso fastidia le amenazamos con soltarle los radicales...uhmmm...mucho confrontacionismo ven, nada bueno podia salir de alli, como que al final apareciesen los autotitulados "restauradores del orden"...la contextualizacion no debe ser como la etnologia en malas manos...jejeje...no es un instrumento de relativismo pues

    ResponderEliminar
  7. bueno, por lo que leo no creo mucho que el gobierno ese sea digno de haber sido destruido, pero desde muy joven escuche tantas cosas de ellos de parte de la prnsa de opinion aca, que realmente decepciona un poco saber que eran...tan igual a otros experimentos de su tiempo. Aun asi, el haber dedicado tantos articulos a Allende puede generar la impresion que se defiende la dictadura, es algo implicito, incluso en la inefable libertad digital que me gusta ojear no he leido mucho de eso por estos dias.

    ResponderEliminar