Un falso demócrata: SALVADOR ALLENDE (y III)

Para finalizar este ciclo de posts sobre Pinochet, Allende, Chile y su memoria histórica (histérica, para algunos) tenemos algunos datos llegados a mis manos via e-mail.

D. U., un amigo chileno, me pasa esta cita del texto "La Historia del Partido Socialista de Chile" (autor: Jobet, Julio C.):
La tragedia chilena no fue el producto de la casualidad ni de los intentos de las fuerzas reaccionarias" de acabar con un proceso de cambio pacífico sino el efecto directo del proyecto ideológico diseñado por el Partido Socialista de Chile.
En sus congresos de Linares (julio 1965) y de Chillán (noviembre 1967), el PSCH se definía como marxista-leninista y proclamaba la legitimidad del uso de la fuerza como medio para alcanzar y/o mantener el poder. En el Congreso de Chillán, la resolución adoptada unánimemente por los compromisarios decía que "la violencia revolucionaria es inevitable y legítima... Constituye la única vía que conduce a la toma del poder político y económico, y su ulterior defensa y fortalecimiento. Sólo destruyendo el aparato democrático-militar del Estado burgués puede consolidarse la revolución socialista". Obviamente de esta misma opinión eran los restantes miembros de la coalición allendista como el MIR o el Partido Comunista.
Lamentablemente no se trató de un deseo oculto de un grupito de radicales, sino de la esencia misma de la política del Allendismo.

En la web del economista chileno Jose Piñera en su artículo Cómo se destruyó la Democracia en Chile se citan algunas frases interesantes: El Ministro de Justicia de Allende Jorge Tapia declara en julio de 1972: "La revolución se mantendrá dentro del derecho mientras el derecho no pretenda frenar la revolución".

Esta declaración es coherente con la que cita el columnista peruano Aldo Mariátegui en una editorial pletórica de datos. Esta vez es el mismo Allende quien se saca la careta democrática:

En un período de revolución, el poder político tiene derecho a decidir en último recurso si las decisiones judiciales se corresponden o no con las altas metas y necesidades históricas de transformación de la sociedad (...). En consecuencia, el Ejecutivo tiene el derecho a decidir si lleva a cabo o no los fallos de la justicia.
Esta última declaración fue formulada días después del famoso Acuerdo de la Cámara de Diputados, aprobado por 81 votos contra 47 en la cámara de diputados chilena el 22 de agosto de 1973. En él se explicitan los actos antiliberales, antidemocráticos y anticonstitucionales del gobierno de Salvador Allende. Como punto final transcribo algunos párrafos de este acuerdo:

10º Que entre los constantes atropellos del Gobierno a las garantías y derechos fundamentales establecidos en la Constitución, pueden destacarse los siguientes:
a) Ha violado el principio de igualdad ante la ley, mediante discriminaciones sectarias y odiosas en la protección que la autoridad debe prestar a las personas, los derechos y los bienes de todos los habitantes de la República, en el ejercicio de las facultades que dicen relación con la alimentación y subsistencia y en numerosos otros aspectos, siendo de notar que el propio Presidente de la República ha erigido estas discriminaciones en norma fundamental de su Gobierno, al proclamar desde el principio que él no se considera Presidente de todos los chilenos;
b) Ha atentado gravemente contra la libertad de expresión, ejerciendo toda clase de presiones económicas contra los órganos de difusión que no son incondicionales adeptos del Gobierno; clausurando ilegalmente diarios y radios; imponiendo a estas últimas “cadenas” ilegales; encarcelando inconstitucionalmente a periodistas de oposición; recurriendo a maniobras arteras para adquirir el monopolio del papel de imprenta, y violando abiertamente las disposiciones legales a que debe sujetarse el Canal Nacional de Televisión, al entregarlo a la dirección superior de un funcionario que no ha sido nombrado con acuerdo del Senado, como lo exige la ley, y al convertirlo en instrumento de propaganda sectaria y de difamación de los adversarios políticos;
El acuerdo completo lo pueden leer aquí o aquí.

Tags: , , , , , .

21 comentarios:

  1. La Presidenta sigue mintiendo. No admite que la violencia la originó la izquierda.

    ResponderEliminar
  2. Benrieç8:52 p. m.

    uhmmm es decpecionante que la llamada via democratica al socialismo estuviese asi de verde, pero bueno, era el contexto de la decada, aun no evolucionaban a una verdadera social democracia y en el discurso se manejaba aun la amenaza velada al oponente y la agitacion. Creo que latinoamerica sigue asi en mucho, y la derecha le hace la pelea en retrogradismo, pues por lo menos aca dista mucho de ser liberal.

    ResponderEliminar
  3. bueno, lo que se dice no se puede negar, el gobierno fue torpe, miro con confrontacion y encima subestimo a sus rivales.

    ResponderEliminar
  4. "Tenemos el Gobierno, pero no tenemos el PODER"
    Nada mas cierto, hijo. Ser gobierno no es tener el poder, el poder lo tienen los cuatro gatos de siempre: los que tu vives defendiendo. Poder politico no es lo mismo que poder economico, a ver si aprendes algo de politica.

    "Violencia del Pueblo"
    Claro, cuando viene del pueblo, la violencia es mala; cuando viene del explotador que usurpa tierras, que especula, que reprime a quienes exigen derechos laborales y seguridad, cuando persigue a gente como el padre arana o mata como Forza, la violencia es muy buena y aprobada por diosito.

    Descontento popular contra el gobierno de Allende.
    Claro, a eso apuntaban todos los sabotajes de la derecha, a crear descontento; ¿o crees tu q si los burgueses compraban todo y la gente no tenia que comer iban a estar contentos?

    Clausura de Radios durante el Gobierno de Salvador Allende.
    Hijo, ¿te consta que esas radios fueron expropiadas o que no volvieron a abrir? Si no te das cuenta, en el video se da la razon por la que las cerraron. A ver si lo escuchas bien. Incluso sale hablando el mandamas del Mercurio.

    Silenciamiento de medios.
    Ya viste lo bien que trataba la prensa burguesa al gobierno que le estaba quitando privilegios. Sin embargo, creo que fue un gravisimo error de su parte no saber manejar la cosa.

    Allende disparando con el fusil AK-47 que le regalara Fidel Castro
    Ohh, que miedito!! Allende malo, muy malo!!

    La visita de 25 días de Fidel Castro a Chile (1971). No hace falta ser adivinos para darse cuenta a donde iba la amistad entre Allende y el dictador cubano
    No hace falta ser adivino para darse cuenta que estas igual de noico que Pinochet cuando veia "comunistas cubanos en el Peru, que entran de 20 en 20 y solo registran a 1". O cuando decia que la Urss tenia bases entre Arequipa y Tacna.

    Bueno, ahora si; esto viene de un post anterior:
    Duran said…
    Antes del marxismo y antes del socialismo existian explotadores, sistemas injustos de distribucion de riqueza.


    Ahora, me gustaria pasar a otros post que no comente:

    Guille said:
    La falacia del socialismo comienza con lo de "sistemas injustos de distribución de riqueza" porque al definir lo "justo" termina reduciendo la condicion humana a la de un depredador que se reproduce ad infinitum si no se le pone un freno ("salario minimo").


    Aca se nota que te pusiste nerviosito, porque no atinas una. NI sintactica ni morfológicamente la chuntas: las sociedades injustas existen y crean reacciones por parte de quienes las sufren.

    ¿Es justo entonces que existan las services?
    ¿Es justo que alguien se lleve una porcion de tu trabajo solo porque el sistema permite el "outsourcing"?
    ¿Es justo entonces que los que se afiliaron a AFPs ahora no tengan fondos de pension solo porque el mercado lo dice?
    ¿Es justo que la educacion sea distinta para personas con las mismas capacidades y necesidades?
    ¿Es justo que una persona sea dueña de miles de hectáreas y que no las haga producir solo para mantener poder especulando?
    ¿Es justo que unos marinos insulten a una delegacion de ayacuchanos por su raza, por ser indígenas?
    ¿Es justo que los medios esten manejados por la eterna gavilla de burgueses y señorones interesados en manipular a la opinión publica?
    ¿Es justo que haya que pagar primero la deuda externa antes que subirle el sueldo a los maestros?
    ¿Es justo que la burguesia, durante muchos años, al obtener riquezas en este pais, sacara sus ganancias para darse la gran vida en Europa o USA?

    Si según tu vivimos en una sociedad justa, disculpa, pero veo que no vives en este mundo.

    Por cierto, ¿para ti no existen las clases sociales, verdad? Son invenciones marxistoides, ¿no? Por gente como tu es que la gente termina votando por caudillos como Humala o Chavez: porque justifican el privilegio, la diferencia social, la desigualdad de oportunidades.

    ¿Allende no fue el presidente de todos los chilenos? Bueno, al menos fue sincero, porque Alan no es el presidente de todos los peruanos, pero dice que si lo es.

    Mientras haya injusticias, privilegios, gente como tu, existiran Allendes, Chavez, Humalas, Marx…

    Y claro, la gente como tu, culpa al que reacciona y no al agresor.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Fantasma de Allende11:28 a. m.

    BUUUUUUUUUUUUUUUUUU....!

    ResponderEliminar
  6. No sé a que clase de justicia te refieres cuando varias veces te preguntas si determinada situación es justa o no.
    Por ejemplo si alguien decide trabajar en un service, él decidió, con su libre albedrío, que es una situación justa; ya que, si no, no hubiera aceptado trabajar. Al decir tú de frente que es una situación injusta es como si pensaras que el individuo no tiene raciocinio ni ninguna capacidad para decidir, y además caes en un moralismo al imponer tu noción de lo justo.

    ResponderEliminar
  7. Muy largo y profuso tu "cargamonton", Durán, que tiene mucho por rebatir comenzando con la falacia del poder economico, que siempre es antecedido por el político, no al revés. Que los empresarios se conviertan en políticos o paguen a uno para proteger sus intereses, confirma lo que digo.

    El problema de tu argumentacion es que das por legítima la violencia y el pasar encima de la ley cuando se trata de "causas justas". Eso ya lo aclaraste antes, pero conviene que no dejes de mencionarlo porque de lo que tratamos acá es de democracia, de estar por encima de la violencia, y del "consecuencialismos".

    Además otra falacia es la desigualdad que se traduce en aquello de las clases sociales: estas no son la raiz de la injusticia sino su excusa. Sería muy largo explicar aqui el porque, pero apelo al sentido comun de las personas: ¿como puede ser igual un artesano y un empresario ¿ganando lo mismo? ¿poseyendo en igual medida? ¿quemando calorias o invirtiendo tiempo por igual?

    No se trata de equiparar sus esfuerzos, capacidades, o lo que sea, sino de que ambos se tengan respeto y aprecio, para que la solidaridad se de gratuitamente, como debe ser. Eso nunca lo dará ninguna ley, menos una revolución.

    ResponderEliminar
  8. Y concuerdo 100% con lo que dice Mario. Lo justo esta en la visión del mismo trabajador que acepta laborar para un service. Si desean ayudar a ese trabajador explotado deberían ofrecerle otra alternativa de trabajo, que es muchisimo mas provechosa que acabar con ese service que al menos le paga.

    ¿Alguna vez los revolucionarios han creado industria o empresa que sea más atractivo para el trabajador en lugar de destruir la iniciativa ajena y empobrecer aun más a sus supuestos defendidos?

    ResponderEliminar
  9. ese primer comentario de bazán me trae a la mente esa vieja historia de la mujer que llega a la comisaría con el ojo reventado y la bocha hecha un chirimoya, para denunciar a su esposo que la golpeó. Pero el policía la ve y dice: te han pegado, algo habrás hecho pues mamita!

    guille y no digas que hablas de democracia, estas todavía muy lejos de creer en la democracia y la libertad.

    ResponderEliminar
  10. No sé a que clase de justicia te refieres cuando varias veces te preguntas si determinada situación es justa o no.
    ¿Qué clase de justicia????
    Bueno, si trabajo 10 horas y me pagan 7, creo que es algo injusto. Si no puedes (o no quieres) verlo, es porque sabes que de una u otra manera el sistema de privilegios te beneficia. Pero a la mayoria de peruanos, no.
    Por ejemplo si alguien decide trabajar en un service, él decidió, con su libre albedrío, que es una situación justa; ya que, si no, no hubiera aceptado trabajar.
    Ah claro, esa es la conciencia de “pais y nacion” que tienen los burgueses: “yo puedo, que los otros se jodan. ¡Viva el Peru!”. Asi es como los oligarcas y derechistas han pensado forjar una nacion: pensando solo en lo que a ellos les conviene. Yo tengo educación (como se nota que tu tambien), tengo mayor capacidad de eleccion. ¿Y los que no tuvieron educacion? ¿Piña con ellos? Ah, seguro me saldras con el rollo: “yo conozco a mi tio que se pago la universidad solito, era huerfano, blablabla…”. Y debe ser cierto, pero esas cosas no hacen un sistema y menos una sociedad.
    Al decir tú de frente que es una situación injusta es como si pensaras que el individuo no tiene raciocinio ni ninguna capacidad para decidir, y además caes en un moralismo al imponer tu noción de lo justo.
    Digo que algo es injusto porque asi me parece. Y lo mas injusto es que esta sociedad hace que gente con muchas capacidades y raciocinio tenga que verse empujada a migrar o aceptar trabajos donde les pagan menos de lo que merecen.
    ¿Por qué eligen trabajar para alguien que los explota? Por supervivencia, niño, por necesidad. Algo que no creo que conozcas, ni tu ni Guille.

    Muy largo y profuso tu "cargamonton", Durán, que tiene mucho por rebatir comenzando con la falacia del poder economico, que siempre es antecedido por el político, no al revés. Que los empresarios se conviertan en políticos o paguen a uno para proteger sus intereses, confirma lo que digo.

    Guille, una cosa es que dos o tres empresarios entren en politica por cosas puntuales (cuando inevitablemente los tiempos cambia, como en el caso de Bolivia o Ecuador, donde el bananero este quiso tomar el poder), pero hay que ser inocente para creer que los politicos no responden a intereses de capitalistas que los financian, desde Humala hasta Lulu. De verdad, no se en que mundo vives a veces…

    El problema de tu argumentacion es que das por legítima la violencia y el pasar encima de la ley cuando se trata de "causas justas".
    Disculpa, ¿no eras tu quien justificaba la violencia de Pinochet? Ah, no, tu “encontrabas su causa”. Yo hago lo mismo, Guille, solo que tu ves el lado de la moneda que te conviene: yo voy mas alla, voy a la raiz de todo.

    Además otra falacia es la desigualdad que se traduce en aquello de las clases sociales: estas no son la raiz de la injusticia sino su excusa.
    Creo que aca te has equivocado al tipear…
    Hijo, sal a la calle, veras que las clases sociales existen. Incluso tus adorados liberales y estadistas seccionan a la sociedad por sector A, B, C, D. Los empresarios producen y promocionan productos para distintas clases sociales. Eco es para los misios de La Victoria, Wong para la pitucada de Surco, Metro pa los de Jesús Maria. Las diferencias existen: ¿en que se basan?
    Sería muy largo explicar aqui el porque, pero apelo al sentido comun de las personas: ¿como puede ser igual un artesano y un empresario ¿ganando lo mismo? ¿poseyendo en igual medida? ¿quemando calorias o invirtiendo tiempo por igual?
    Tienes absoluta razon al mencionar que un artesano y un empresario no son iguales. Pero si dices que es absurdo que ganen sueldos iguales (lo cual es cierto, seria absurdo), mayores absurdos se dan dentro de la sociedad de libre mercado: Paris Hilton enseñando el poto gana mas que 10000 obreros que trabajan todos los dias 8 horas. Un futbolista gana 15,000 dolares en el Peru, porque a una cervecera le da la gana. Un doctor puede no curar y mandarte paracetamol en la Clínica Ricardo Palma y ganar 10000 soles al mes. Y asi, y asi… Para absurda, la sociedad capitalista.
    Hijo, a ver si te queda esto claro (espero que nunca mas lo repitas, aunque debo confesar que muchos “socialistas” comenten el mismo error que tu, inducidos por la limitacion del lenguaje): el socialismo jamas ha dicho que los hombres sean iguales, desde que se considera que debe existir una vanguardia, se reconoce diferencias.
    Ahora, para ser didactico, sigueme…
    Tu no eres un burgues, no vives del trabajo de otros, como mis jefes, eres clase media, incluso, podrias ser un explotado mas si vives de la venta de tu fuerza laboral.
    Sin embargo, mis jefes (te lo aseguro) se creen muy importantes, consideran que sin ellos este pais no avanza. Y puede que en este contexto tengan razon. Pero no es esa la igualdad a la que nos referimos.
    Pero, supongamos que sean importantes, mas importantes que tu… Yo te pregunto: Ante la ley, ¿ellos son superiores a ti?
    Tus hijos y los hijos de ellos iran a la escuela. Ellos pagaran una educación muy cara. Tu pagaras una acorde a tus ingresos. ¿Por qué no un estado le otorga a ambos una eduaccion igual? ¿no seria eso bueno para el pais? ¿o es que los hijos de mi jefe no querrian estudiar con misios advenedizos?
    La igualdad q busca el socialismo es la igualdad ANTE LA LEY Y LA IGUALDAD DE OPORTUNIDADES. ¿Tan injusto es pretender eso? ¿Tan malevolo es esperar que el hijo del empresario estudie junto al hijo del artesano? ¿Acaso no pueden “respetarse”, como tu dices?
    Supongamos que yo agarro y tomo el poder…
    Y lo primero que hago es quitar privilegios a hacendados, empresarios que creen q son mas importantes que Guille Barrientos o Duran. Declaro una revolución educativa. Hago, como Evo, que las empresas pasen al control del estado para no ganar 18% sino 82%. Subversiono (que viene de “subvertir”) el orden. Dime, ¿quiénes saltan? ¿quiénes se achoran y se hacen los ofendidos? Los burgueses, esos que tu dices que no existen, que son un invento de los marxistas.
    No se trata de equiparar sus esfuerzos, capacidades, o lo que sea, sino de que ambos se tengan respeto y aprecio, para que la solidaridad se de gratuitamente, como debe ser. Eso nunca lo dará ninguna ley, menos una revolución.
    “Es mas facil que un camello pase por el ojo de una aguja, a que un rico entre en el reino de los cielos”
    Se imagino que en tus clases de la parroquia a esa frase le dan otro sentido. Pero, el sentido comun, en su “estulticia”, le da el sentido comun inmediato y razonable. LOS RICOS Y PRIVILEGIADOS NO HACEN NADA GRATUITAMENTE. Si no lo tomas por la fuerza, no te lo daran. Lamentablemente.

    Y concuerdo 100% con lo que dice Mario. Lo justo esta en la visión del mismo trabajador que acepta laborar para un service.
    Esto ya lo respondi...
    Si desean ayudar a ese trabajador explotado deberían ofrecerle otra alternativa de trabajo, que es muchisimo mas provechosa que acabar con ese service que al menos le paga.
    Sigues dudando que exista la explotacion… pero mas alla de si la persona acepta o no ser explotada, es explotada igual, y eso es injusto. Lo justo seria que una sociedad no permitiera esas cosas… ¿Por qué viajamos en combi? ¿acaso es un buen servicio? No, porque no hay otra, y no hay un ente regulador que ponga orden en el transporte urbano. ¿Por que aceptamos que telefonica nos robe? Poruque tenemos que comunicarnos y tienen un monopolio con el estado. ¿Por qué la gente acepta trabajar en las services? Porque tiene necesidades, Guille… Me da pena tener que responderte esto.
    ¿Alguna vez los revolucionarios han creado industria o empresa que sea más atractivo para el trabajador en lugar de destruir la iniciativa ajena y empobrecer aun más a sus supuestos defendidos?
    China y Rusia hablan por si solos, Guille. La URSS de Stalin fue potencia por algo… Y China, brutal y totalitaria, ha elevado el nivel de vida de sus habitantes. A mi no me gusta, pero responde a tu pregunta. Ya te dije antes que el comunismo no fracaso: saco del feudalismo y el atraso a la mitad de la población mundial: China y Rusia.

    Me salio largo, pero no creas que me demoro. Mi chamba implica topear muy rapido. Y para mi es placentero responder. Ojo, no soy como tu, adicto al conflicto (por cierto, investiga sobre eso, veras que respondes claramente al cuadro. Lo cual no desautoriza tus arguementos, que a veces son buenos, pero apartados de la realidad), sino que me gusta debatir y conocer las ideas de personas que no piensan como yo.

    Saludos y mucha suerte.

    ResponderEliminar
  11. Ojo: No intento justificar a pinochet, no niego que hayan clases sociales, ni tampoco intento justificar a los malos empresarios que creen que sus trabajadores son mulas de carga.

    Los sueldos, precios y salarios tienen mucho de subjetivo e implican un "contrato social implicito": al aceptar trabajar y ser "explotado" es porque se percibe un provecho que amerita el que ser "explotado". Como dicen en la calle "si no te sale a cuenta, para que vas a trabajar?". El problema no seria cuestion de "remuneracion justa" sino de satisfacción, lo que genera un interes, lo que mueve la economía.

    Empleados insatisfechos afectan la productividad de la empresa afectando su competitividad, algo que un buen administrador puede advertir.
    Supongamos que tu problema es el de una pesima administración. ¿Crees que la intervencion estatal lo solucionará? Lo veremos muy pronto en el caso de Bolivia: el acoso al empresario o al inversionista puede funcionar al principio pero afecta la capacidad de iniciativa de los empresarios quienes pierden el interes por hacer crecer su empresa y crear mas empleos o riqueza.

    La verdadera solucion es más competencia. Liberalizar la economía para que existan otras alternativas de trabajo que obliguen al empleador a cuidar sus buenos empleados para ser competitivos. De la otra forma se crean falsas ilusiones que finalmente acaban destruyendo la economia, creando una sociedad de esclavos como sucedio mas bien en la URSS y China, cuyo avance fue en buena medida ficticio (Rusia era una potencia antes de la revolución, y en China fue el capitalismo de estado lo que la saco del marasmo)

    ResponderEliminar
  12. Pepe del Salto5:02 p. m.

    oe guille no me digas que Durán ya te tiene de hijo, no pues y dónde dejas a Salas je je... broma, no te ases.

    Aquí les dejo un extracto de un artículo de Carlos Alberto Montaner, a quin no podrán calificar ni de comunista ni de pinochetista:

    Un balance final sobre Augusto Pinochet
    CARLOS ALBERTO MONTANER

    Es el momento de hacer un balance sereno sobre Augusto Pinochet. El general ha tenido la extraña cortesía de morir el 10 de diciembre, día dedicado a consagrar los derechos humanos en el mundo.

    Quien en septiembre 11 de 1973, cuando encabezó el golpe contra Salvador Allende, era un militar corpulento de 58 años, jactancioso y altivo, experto en artes marciales, murió a los 91 años acusado ante los tribunales locales e internacionales de asesinatos, torturas y corrupción.

    La aparición de cuentas bancarias secretas a su nombre, unidas a la certeza de que sustrajo varios millones de dólares del tesoro público, o de que obtuvo esos fondos de manera ilegal, añadió otro grave elemento de descalificación al juicio histórico sobre su dictadura. La mano dura y los atropellos eran actos terribles y censurables, pero acompañados del peculado hieren aún más la sensibilidad de los chilenos, incluidos entre ellos la de algunos que, en el pasado, lo respaldaron y hoy sienten una especial carga de vergüenza.

    Un episodio de la Guerra Fría

    La imagen que mejor explica a Pinochet la vi en Madrid el 25 de noviembre de 1975, exactamente el día en que el dictador chileno cumplía 60 años. Había volado a España a los funerales del general Francisco Franco, su héroe y modelo. Vestía de gala militar y llevaba una elegante capa como abrigo. Se le notaba profundamente conmovido.

    Franco había sido un general de infantería, como él, católico ferviente, como él, y, cómo él -sostenía Pinochet-, había salvado a su país del comunismo, instaurando luego una dictadura que cambió para siempre el perfil de España y el destino de los españoles.

    Así se veía Pinochet, y así lo percibían entonces la mitad de los chilenos. En el Chile de 1973 el golpe le parecía inevitable a medio país. Al fin y al cabo, Allende había llegado al poder muy débil, con apenas un 36 por ciento del voto popular. Los otros dos tercios habían ido a parar a formaciones de centroderecha.

    La crispación en ese momento era absoluta. Las nacionalizaciones de empresas, los controles de precios y la demagógica subida de salarios por decreto habían provocado una inflación incontrolable, acompañada de desabastecimiento, aumento de la pobreza y fuga de capitales. Las izquierdas radicalizadas, mientras se armaban clandestinamente, prometían a voz en cuello una inmediata revolución inspirada en el modelo cubano. Se producían ocupaciones ilegales de tierras, y de nada servían las sentencias judiciales encaminadas a restituir las propiedades. El Estado de Derecho, sencillamente, estaba dejando de funcionar.

    Un golpe casi inevitable

    Salvador Allende sabía que no tardaría en producirse un levantamiento militar. Lo pedían sin ningún recato algunos medios de de comunicación y partidos como la Democracia Cristiana y sectores de la Iglesia católica y del mundo empresarial. Estados Unidos también lo apoyaba bajo cuerda: eran los años duros de la Guerra Fría. Richard Nixon y Henry Kissinger no creían que debían cruzarse de brazos mientras la URSS, de la mano de Castro, conquistaba otro aliado en Sudamérica.

    Dentro de esa lógica, la CIA financió una huelga de transportistas para debilitar al gobierno e intrigó con la cúpula militar. No fue un factor determinante en el derrocamiento del régimen, pero contribuyó a la caída. No obstante, cuando Jimmy Carter llegó a la presidencia las relaciones entre Washington y Santiago se enfriaron notablemente. Para un demócrata comprometido con el respeto a los derechos humanos el régimen de Pinochet resultaba repulsivo.

    En todo caso, poco antes del fatídico día, Allende trató de evitar el golpe proponiendo un referéndum sobre su mandato, seguro de perderlo, pero convencido de que su sacrificio le procuraría una salida institucional al país sin que se desplomara la democracia. Pero no tuvo éxito: su partido socialista, entonces totalmente radicalizado, incluso más que el de los comunistas, se había desbordado por la izquierda y no se lo permitió.

    Pocos días más tarde la aviación bombardeó el Palacio de la Moneda y Salvador Allende se suicidó con una metralleta que le había regalado Fidel Castro. No era, por cierto, el único líder chileno que había recibido semejante obsequio: al general Augusto Pinochet, Jefe de las Fuerzas Armadas, Castro le había regalado otra arma similar.

    Si el golpe contó con el apoyo sustancial de la sociedad chilena, la represión que siguió, totalmente desproporcionada e innecesaria, horrorizó a muchas personas que inicialmente apoyaron a Pinochet. El saldo final, intuido por muchos, se conocería en detalle algunos años después cuando se pudo investigar a fondo: unos tres mil asesinatos y desaparecidos, miles de personas cruelmente torturadas, y entre ellas numerosas mujeres sometidas a increíbles vejaciones sexuales y tormentos propios de psicópatas pervertidos. Una página negra que empañará por muchos años el prestigio de unas fuerzas armadas que hasta este denigrante episodio eran una de las instituciones más respetadas del país.

    ¿Conocía Pinochet los detalles horrorosos de estos crímenes? Se le suponía una persona católica, buen padre y amante de su familia. Se le sabía jovial, bromista y con sentido del humor. Tanto, que a un director de revista que reproducía conversaciones secretas del Consejo de Ministros, en lugar de amenazarlo para que le revelara sus fuentes, en un tono entre cazurro y amable le propuso un intercambio de confidencias: él le contaría sus conversaciones más íntimas con el Papa a cambio del nombre del molesto informador. Así no actuaban Stalin, Hitler, y ni siquiera Franco.

    Su perfil psicológico, sin duda, no era el de un tirano despiadado y sombrío. Comparecía ante la opinión pública como un cariñoso y familiar abuelo. Sin embargo, es muy difícil de creer que no supiera lo que estaba sucediendo en los cuarteles o en los centros de detención de la policía secreta, la temible DINA, especialmente cuando se supone que él mismo, fríamente, aprobó los crímenes cometidos en el extranjero contra el general Carlos Pratts, su viejo amigo y ex jefe militar asesinado en Argentina, o del ex diplomático Orlando Letelier, volado en Washington mediante un despreciable acto terrorista.

    Por otra parte, Pinochet no podía ignorar la siniestra tradición criminal de los gobiernos militares latinoamericanos cuando consiguen impedir el control de sus actos por parte de las instituciones de Derecho. Lo probable, pues, es que no le importara la barbarie represiva a que se entregaban sus hombres. Lo probable, también, es que en algunos casos aprobara personalmente las ejecuciones de ciertos enemigos importantes.

    ¿Cómo justificaba Pinochet estos hechos monstruosos? Seguramente, apelaba a la ''razón de estado'' y a la brutal convicción de que los chilenos se enfrentaban a la izquierda comunista en medio de una lucha a muerte en la que todos los métodos eran válidos. ¿No fusilaba Castro por millares a sus adversarios anticomunistas? ¿No se había horrorizado el mundo con los Gulags soviéticos? La forma de extirpar el mal de raíz era matando. Al enemigo se le combatía utilizando sus propios métodos.

    En esa batalla -suponía el general- la compasión con el enemigo era una expresión antipatriótica, una forma débil de traición a Chile. Su modelo era el Franco implacable que fusiló enemigos terroristas hasta la víspera de morir, pese a los ruegos de personas como el mismísimo Papa. Un modelo que incluía la censura a la prensa, el riguroso control de las ideas, la represión en las universidades y la imposición de una pacata moralina de derechas que distaba bastante de los usos, comportamientos y mentalidad de la sociedad chilena de la época.

    ....

    el artículo continúa a ver si lo linkeas, habla de las reformas y las torturas, los chicago boys y los asesinatos, el crecimiento economico y el exilio... y mucho más.

    ResponderEliminar
  13. Este debate está mucho más jugoso que en otras ocasiones.

    Considero innecesario rebatir ya algunos puntos tratados pues ya se ha expuesto lo que se tenía que exponer a nivel general con respecto a la naturaleza de Pinochet (hasta de Montaner le caen palos, y eso que el no es muy moderado, lo que demuestra en que extremo está ubicado la defensa de este dictador ya muerto).

    Con respecto a lo que dice Duran, quien demuestra ser un duro de izquierdas, casi casi como un Guille en el otro extremo de la escoba, aunque vale admitir que con argumentos más sólidos, pero igual cuestionables. Vamos:

    1. La violencia como camino legítimo de obtener el poder obedece al retroceso a la más brutal de las formas del Estado de Naturaleza básico, del cual salimos hace tiempo para convivir civilizadamente. Cuando la razón proviene de la fuerza misma, no importan los argumentos, simplemente la estrategia militar y los recursos de eliminación al alcance.

    Esto es totalmente pernicioso por dos razones:

    a) Si la clase dominante adquiere la conciencia de la legitimidad de la violencia en todas sus formas al igual que una clase dominada alzada en armas, simplemente por el nivel de tecnología y sofisticación administrativa actual tienen al alcance los recursos materiales para ganar una lucha por el poder llevada a su extremo más encarnizado, si son dirigidos por algún líder sin escrúpulos.

    Aquí rescato una idea de Haya de la Torre, quien señala que la frase "la violencia es la partera de la historia" surgió en un contexto donde la distancia tecnológica entre una masa armada con fusiles y un ejército también armado con fusiles era en la práctica nula, y solo hacía falta conciencia de clase para llevar a cabo una revolución.

    No te voy a hablar de las metralletas o los explosivos de alto impacto. Un ejemplo de respuesta brutal reciente: Saddam Hussein. No le tembló la mano para eliminar la rebelión kurda con armas químicas. A una clase dominante solo le basta ponerse brutal y despojarse de algunos escrupulos para ganar una partida basada en la violencia. Sé un poquito más brutal que Hussein y puedes eliminar ciudades rebeladas con armas nucleares, si peligra totalmente el statu quo al que se aferran.

    b) Violencia no es partera de la historia sino de más violencia.

    Añádele un poco de violencia a tu discurso y se manifestarán en tus actos así sea de manera escasa, y así llegues democráticamente al poder, si no destierras la violencia del discurso, te toparás con que siembras las semillas para engendrar un Franco o un Pinochet.

    La violencia da pretextos a los violentos. Les disparas un balazo y ellos podrán tener el click moral para devolverte mil balazos y hacer una masacre con los tuyos en nombre del orden.

    La violencia como forma de dirimencia social no es el camino. No solo por principios. Es impráctica.
    Es de tiranos que al final caen y son recordados con oprobio: Stalin, Hitler, Pinochet, Stroessner, Mao, Pol-Pot, etc.

    Las dos grandes revoluciones del s.XX, la rusa y la china, triunfaron contra estados militarmente debilitados por agentes externos: en 1917 una Rusia derrotada por Alemania, en 1949 una China de Chiang KaiShek que se sopló la mayor parte de las divisiones japonesas. Y engendraron los tiranos sangrientos ya mencionados.

    Para enfrentarse al poder no se puede usar la estrategia directa del puñetazo en la cara. Pégale al grandazo en la cara y solo te quedará apelar a su sentido de misericordia para ver si mide o no el puñetazo de vuelta.

    2. La economía. Vivimos en un sistema de formas de producción injusto, de relaciones de clase y distribución injusta de la riqueza, que encierra contradicciones.

    Realmente Marx tiene la razón cuando dice que el capitalismo entraña su propia destrucción que dará paso a un nuevo orden.

    El capitalismo tiene como destino fenecer, como el feudalismo. Pero no ahora.

    Marx falló en su análisis pronosticando la caída de un sistema que recién acababa de hacerse al poder. El feudalismo tardó siglos en desarrollarse y decaer. El planteó la idea apenas medio siglo del hito burgués, la revolución francesa de 1789.

    No me cabe duda que estamos aún en una era dorada de la clase burguesa, y la lógica del capitalismo no necesita imponerse por ninguna revolucíón porque es el resultado natural de la evolución histórica. No necesito demostrar que en este momento el libre mercado funciona mejor que la propiedad estatal como forma generadora de riqueza y de eficiencia en el desempeño en muchos casos.

    La forma de afrontar el sistema es cambiar poco a poco las formas de producción, no desesperarse y evitar querer todo YA, es mirar adelante. Muchas de las contradicciones del capitalismo se pueden solucionar añadiendo un poco de receta socialista a la fórmula, pero sin tratar de adelantar forzadamente el proceso para generar un sistema que no funciona en este tiempo.

    Hagamos más humano este sistema y modifiquémoslo poco a poco de acuerdo a las condiciones de su evolución. Tenemos que ver donde acaba el libre mercado y comienza el ser humano, porque todo tiene un límite para ser racional.

    Tenemos los estados de bienestar escandinavos como ejemplos, pero para tener bienestar hay que generar riqueza.

    En suma, ahora acercarse a un esquema socialista es un lujo que solo pueden darse los países con la riqueza para hacerlo. Pero que tampoco ser pobre no implica vender tus derechos a los capitanes de la industria y el capital solo porque necesitas llevar un pan a tu familia. Eso no es un contrato social implícito, tiene un nombre más corto:

    Explotación.

    ResponderEliminar
  14. "Vivimos en un sistema de formas de producción injusto, de relaciones de clase y distribución injusta de la riqueza, que encierra contradicciones." ¿Como puede ser injusta una producción, y la distribución? ¿Que es lo justo?

    "Realmente Marx tiene la razón cuando dice que el capitalismo entraña su propia destrucción que dará paso a un nuevo orden.
    El capitalismo tiene como destino fenecer, como el feudalismo. Pero no ahora."

    Eso se viene diciendo desde hace mas de 2 siglos. Más de 5 si consideramos que los milenaristas tipo Joaquin de Fiori auguraban una nueva era donde el hombre no tendria que trabajar y se acabaria la corrupcion del orden imperante (comerciantes, iglesia, estados, etc.). No te confundas: el capitalismo existe desde la edad media con los estados y ligas comerciales en el mediterraneo y norte de Europa (Norte de Italia, Bizancio, La Hansa).

    Como dije lineas arriba, comiencen por plantearse el concepto de justo, y veran que jamás llegaran siquiera a un consenso, porque el calculo economico es imposible. En la formación de los precios se dan infinitas variables. Algo que se demostró harto con la experiencia de la URSS cuyo gobierno tenia legiones de economistas dedicados a determinar precios sin mercado, pero que finalmente tomaban como referencia el sistema de precios del mundo capitalista. Cuando fue requerido un gasto mayúsculo para enfrentar a occidente (carrera armamentista), todo el bloque comunista colapsó.

    Podria extenderme demasiado con tantas cosas que se pueden aclarar. Les recomiendo estos textitos: Analisis economico del Socialismo de Ludwig von Mises, donde hace una refutación de todas las tesis del socialismo, el manifiesto del liberalismo de Murray Rothbard, y el libro que estoy seguro los dejara shockeados: Camino de la Servidumbre de F. Hayek, quien decadas antes profetizo la caida del comunismo, asi como el fracaso de los sistemas "de bienestar" del que hable en uno que otro post

    ResponderEliminar
  15. Guillecito... y por qué ti todo andaba tan mal la Unidad Popular sacaba más resultados en cada elección? Por qué el apoyo en las calles a Allende?
    Porque el pueblo era "bruto" como tú señalas?
    Y por qué el miedo del ejército al plebiscito?

    ResponderEliminar
  16. Sin ánimo de ofender, los razonamientos de los "de izquierda", me parecen pura retórica. La evidencia empírica ha demostrado que los sistemas que se han inspirado en la ideas marxistas han fracasado. Investiguen más lo que la historia enseña, el comunismo es una utopía que cuando ha sido puesta en práctica ha tenido resultados desastrosos.

    ResponderEliminar
  17. eterno sanmarquino10:17 p. m.

    "El marxismo es todopoderoso porque es exacto"
    (Lenin)

    ResponderEliminar
  18. Gracias Guille!

    por esta misma circunstancia que tú mendionas al comienzo (la adopción del marxismo-leninismo en su cabalidad), el partido socialista era aún más extremo que el comunista, que era "sólo marxista", curioso, no?

    tal vez interese a los lectores peruanos, este video, porque, de alguna manera, se aplica a todos nuestros países, que no tenemos por qué dar explicaciones de nada a los europeos!

    por eso, me produce un rechazo tan grande, el colonialismo intelectual que se vive en parte de la blogósfera hispanoamericana.

    http://alemaniasociedad.blogspot.com/2006/12/ms-de-pinochet-no-tenemos-nada-que.html

    ResponderEliminar
  19. viste esto?

    http://diario.elmercurio.com/2006/12/18/_portada/_portada/noticias/32B700AC-4F18-423C-838F-758A6ADB496C.htm?id={32B700AC-4F18-423C-838F-758A6ADB496C}

    Un arabzo!

    ResponderEliminar
  20. Anónimo12:19 a. m.

    allende apesta

    ResponderEliminar
  21. esta claro que las diferencias sociales existian y aun lo hacen, pero eso no quiere decir que el gobierno de allende lo hizo bien. ademas se que los que gobernaban eran los unicos de la unidad popular que se enriquecian y no el pueblo. algunos dicen aqui " es que habia que quitarle a los ricos para ayudar a los pobres" gente del gabinete como vinculados con el gobierno de la espoca se enriquecian descaradamente como aun lo hace el gobierno cubano en su pais.

    ResponderEliminar